26/11/2022
12:43 AM

Más noticias

Los L30 millones del 'tasón” serán para iluminar calles

San Pedro Sula, Honduras.

La trocha vieja del segundo anillo periférico y los barrios Medina y Cabañas serán los primeros en ser iluminados completamente con los fondos de la Tasa de Seguridad, como parte del programa “Honduras Brilla”.

El programa gubernamental tiene el objetivo de proporcionar luz de alta generación con la instalación de lámparas led en zonas marginales para fomentar la convivencia y prevenir la violencia.

El Gobierno realizó en septiembre de 2013 la primera transferencia de la Tasa de Seguridad a San Pedro Sula por L15 millones y un mes después una cantidad similar sumando L30 millones.

Los fondos transferidos han permanecido en el Fideicomiso Municipal MSPS/Seguridad de Banco del País, en la cuenta 21-001-037558-9 y que hoy administra Ficohsa. Inicialmente se tenía planificado invertir esos fondos en la compra de 30 carros, pero no se concretó porque fracasó la licitación.

La Municipalidad sampedrana, con fondos propios, adquirió recientemente 48 carros, varios de ellos destinados a la Policía Municipal.

Los L30 millones no se ejecutaron y siguen guardados, por lo que el alcalde Armando Calidonio anunció que se hizo ya la propuesta al Consejo de Seguridad y Convivencia Ciudadana para que sirvan para iluminar masivamente los barrios y colonias, comenzando por la trocha antigua del segundo anillo.

El alcalde Armando Calidonio preside el comité integrado por Ernesto Lazarus, representante de la CCIC, el pastor Misael Argeñal, el empresario Javier Simán; Roberto Romero Luna, y monseñor Ángel Garachana.

“La propuesta es que el 100% de los fondos que tenemos de la Tasa de Seguridad se inviertan en ese programa y lo haremos a través de ‘Honduras Brilla’ porque se pueden conseguir mejores precios en volumen”, dijo Calidonio.

Vamos a iluminar barrios completos para que la gente pueda compartir y convivir. Serán proyectos masivos de iluminación” aseguró.

“La iluminación urge y esperamos que incluyan a todas las colonias y barrios porque el alumbrado público lo cobran, aunque no lo tengamos”, dice Jairo Mendoza, vecino del barrio Barandillas, zona muy afectada por la falta de luminarias.