29/09/2022
01:40 AM

Más noticias

¡Lluvias continuarán! Alerta amarilla en siete departamentos de Honduras

Debido al nivel de alerta Amarilla, los alcaldes deben estar preparados para tomar las determinaciones.

Tegucigalpa, Honduras

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) declaró este lunes alerta amarilla 48 horas para siete departamentos del país ya que las lluvias continuarán en las próximas horas.

Los departamentos bajo la medida de alerta amarilla desde las 3:00 pm son: Ocotepeque, La Paz, Intibucá, Lempira, Francisco Morazán, Choluteca y Valle.

También informó que se mantiene alerta verde para Comayagua, Cortés, Santa Bárbara, Copán, Yoro, Comayagua, Olancho y Gracias a Dios.

Oleaje

En el Caribe

Incrementará su altura hasta 4 pies, con máximos de 6 pies

La alerta fue declarada ya que las lluvias continuarán afectando por el aumento de la humedad en los suelos.

Los remanentes de una onda tropical y la influencia de un sistema de baja presión al sur del Golfo de Fonseca producirá convergencia de vientos y humedad proveniente desde el mar Caribe y del Océano Pacífico sobre el territorio hondureño, que generará lluvias y chubascos moderados a fuertes y dispersos, acompañados de tormentas eléctricas, sobre las regiones occidental, sur y sectores del centro del país, según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco.

Las lluvias estarán dejando acumulados entre los 40 a 60 milímetros en el suroccidente; con máximos que podrían alcanzar los 80 a 100 mm; en el centro de 20 a 30 mm con máximos de 40 a 50 mm; y, en el sur de 40 a 50 milímetros con máximos de hasta de 80 a 100 milímetros.

Según Cenaos, las lluvias producirían un aumento de los caudales de las quebradas y ríos que se encuentran en el sur, centro y suroccidente del país, con posibles desbordamientos de los mismos.

Además de inundaciones repentinas e inundaciones pluviales, especialmente en áreas urbanas de los departamentos del occidente y sur.

Recomendación

Copeco pidió a la población no cruzar ríos, riachuelos, vados y quebradas con alto caudal. Además de mantenerse vigilantes de las aguas que bajan de las montañas, especialmente donde habrá mayores precipitaciones.