24/05/2022
10:01 PM

Más noticias

Leny Flores y Santos Zelaya renuncian a alcaldía de San Luis, Comayagua

Los partidos Liberal y Nacional tendrán que manifestarle al TSE que no estarían proponiendo a ningún sustituto y en consecuencia el organismo electoral tendrá que convocar a una nueva elección.

Comayagua, Honduras

Con la renuncia de Leny Flores, alcalde Liberal y Santos Iván Zelaya, el alcalde nacionalista, comienza el anhelado fin al conflicto político que se ha desatado en el pequeño municipio de San Luis, de Comayagua y que dejó como peor secuela, el incendio de la alcaldía que tanto se disputan.

Ayer renunció de la Corporación en pleno que encabeza Zeaya.

Seis miembros que integraban dicha Corporación: tres liberales, dos nacionalistas y uno de Libre interpusieron su renuncia, en aras de una solución pacífica, lo cual permitiría repetir las elecciones en ese municipio.

El nacionalista, Santos Iván Zelaya, que esta semana asumió legalmente el cargo, tras ser publicada en el Diario La Gaceta la última resolución del Tribunal Supremo Electoral para dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema de Justicia, finalmente renunció al cargo, luego de varias horas de diálogo con las altas autoridades de su partido, incluyendo al presidente Juan Orlando Hernández.

Igualmente , y para contribuir a resolver la crisis, el liberal Leny Flores, que fue declarado alcalde por sorteo del TSE, también interpuso su renuncia al cargo al que resultó electo, según dijo en una conferencia de prensa realizada en la sede de la bancada liberal.

Las renuncias serán turnadas en las próximas horas a la Secretaría de Gobernación, Justicia y Derechos Humanos con su correspondiente copia a las autoridades del PN y del Pl, lo mismo que al TSE.

Antecedentes

Zelaya y Flores terminaron empatados en la suma de votos en las pasadas elecciones para elegir al alcalde de San Luis, Comayagua, por lo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió lanzar una moneda, tal como lo ordena la ley, y de esa forma definir al nuevo jefe edilicio.

Durante el sorteo, el aspirante Leny Flores Suazo ganó la partida y frente a un apoderado legal se procedió a la firma del acta para ratificarlo como alcalde de San Luis. Sin embargo, Santos Iván Zelaya recurrió a la Corte Suprema y ese poder del Estado aceptó el recurso y luego lo nombró como nuevo alcalde de ese municipio de Comayagua. Apenas horas después de esa determinación, la alcaldía de San Luis fue incendiada.

La renuncia de Zelaya fue posible tras un largo proceso de convencimiento encausado primero por las autoridades del Comité Central, que preside Gladis Aurora López, quien no logró un acuerdo, por lo que fue necesaria la intervención de los presidentes del Ejecutivo, Juan Orlando Hernández y del Congreso, Mauricio Oliva, que terminaron convenciendo a Zelaya.

Por la paz y tranquilidad

Zelaya, compareció en una conferencia de prensa en las instalaciones del Comité Central del Partido Nacional (CCPN), para anunciar que tomó la decisión de renunciar al cargo, según él, para lograr la paz y tranquilidad en San Luis, Comayagua.

“Hemos tomado la decisión de renunciar al cargo que hemos obtenido como alcalde a la corporación de San Luis, lo he hecho pensando en la gobernabilidad de este gobierno y nos retiramos de la corporación municipal con el objetivo que vuelva la paz y la tranquilidad”, dijo. Recordó que en los últimos seis meses, simpatizantes de ambos bandos se han enfrascado en una dura lucha por la alcaldía de San Luis.

El político nacionalista dijo que en ningún momento aceptó someterse al lanzamiento de la moneda para dirimir la titularidad de la corporación.

A renglón seguido, manifestó que “hemos tomado una decisión histórica para este país, nunca se había visto algo de esta naturaleza, pido a mi gente que tenemos que seguir construyendo un proceso democrático”.


Al mismo tiempo, hizo un llamado a la tranquilidad a los pobladores de San Luis, Comayagua. “Hemos depuesto nuestras aspiraciones pensando en la paz”, insistió.

Por la reconciliación

En los mismos términos se expresó Flores, en una comparecencia ante la bancada liberal en el Congreso.
Este colectivo político emitió un comunicado en el que expresa su felicitación tanto a Suazo como a Zelaya por haber depuesto sus aspiraciones.

En su comunicado, la bancada liberal invitó a los habitantes de San Luis a buscar la reconciliación para que reine la paz y tranquilidad en ese municipio.

Con esta salida política, gana la democracia, y la institucionalifdad del país puesto que se respeta la legalidad y todo lo actuado tanto por el TSE como por la Corte Suprema de Justicia, declaró el prosecretario del Congreso, Tomás Zambrano. Indicó que c on esta decisión queda engavetada la solicitud de un plebiscito presentada por la diputada Gloria Bonilla y que debió resolverse anoche mismo.

Zambrano explicó que cuando hay una renuncia como la que se ha producido, la misma Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas establece que el TSE a través de la Secretaría de Gobernación le solicita a los partidos que nombre a los sustitutos.

En este caso, ambos partidos tendrán que manifestarle al Tribunal Supremo Electoral de que no estarían proponiendo a ningún sustituto y en consecuencia el organismo electoral tendrá que convocar a una nueva elección en San Luis.

Ahora, le corresponde al Tribunal Supremo Electoral dar la fecha para la elección a nivel de corporación municipal, señalar el procedimiento que se va a seguir y poner fin al conflicto.

“Lo más expedito es una elección”: David Matamoros

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) está listo para rectorar un nuevo proceso electoral en San Luis, Comayagua.

El magistrado presidente, David Matamoros, dijo anoche que solo está a la espera de que las renuncias de los alcaldes protagonistas de los conflictos sean enviadas a Gobernación, aceptadas y que los partidos políticos se abstengan de nombrar a sus sustitutos para proceder conforme a ley.

“Lo más expedito es una elección”, expresó el magistrado, pero aclaró que el TSE deberá recibir, de manera oficial y por escrito, las renuncias de los alcaldes responsables de la crisis, la posición del ministerio de Gobernación y la posición de los partidos Nacional y Liberal, que deberán desistir de nombrar a sus sustitutos.

Ante los espacios que se generen, el TSE deberá hacer lo que conforme a derecho corresponda y no se descarta que se declare nula la elección municipal del año pasado.

El artículo 206 de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas dice: “Declarada la nulidad de una votación, el Tribunal Supremo Electoral la mandará reponer dentro de los diez (10) días-calendario siguientes. Si la nulidad fuere de la declaratoria de elección, este deberá rectificarla de inmediato y hacer la respectiva publicación”.

El magistrado Gómez dijo que como Tribunal están listos para rectorar un nuevo proceso electoral, si esta es la decisión, y para eso se hará una convocatoria a los ciudadanos aptos para ejercer el sufragio en el caso urbano y en las 17 aldeas que conforman San Luis.

San Luis tiene unos doce mil habitantes, pero menos de la mitad forma parte del padrón electoral.