La embajadora de Estados Unidos en Honduras, Laura Dogu, aseguró este jueves que están trabajando con investigadores en Texas para llevar ante la justicia a los responsables de la tragedia de migrantes.

“Hago eco de las oraciones del Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, por las víctimas en San Antonio y sus familias”, dijo la diplomática estadounidense.

Dogu recordó que “nadie debe lucrarse poniendo vidas en riesgo”.

Agregó que “la Embajada está trabajando con investigadores en Texas y autoridades en Honduras. Vamos a llevar a los responsables ante la justicia”.

Hasta ahora dos hombres han sido detenidos debido a su supuesta vinculación con la muerte por asfixia de 53 migrantes en un tráiler abandonado en San Antonio, Texas.

Ambos podrían enfrentarse a cadena perpetua o pena de muerte si se confirma su implicación en el caso.

La Oficina del Fiscal General en el distrito oeste de Texas emitió un comunicado en el que concretó que a Homero Zamorano (45 años) se le imputa el cargo de tráfico de personas extranjeras con resultado de muerte y que a Christian Martínez (28 años) se le atribuye el cargo de conspirar en transporte ilegal de extranjeros con resultado de muerte.

Un tribunal federal del Distrito de Texas determinará la sentencia para cada uno con base en la legislación estadounidense.

Zamorano, natural de Brownsville (Texas), fue detenido por la Policía de San Antonio (SAPD) el lunes cuando se encontraba tratando de fugarse entre la maleza que rodeaba a la trágica escena en la que se hallaron a los individuos fallecidos o incapacitados.

El tráiler que provocó la muerte de 53 migrantes en San Antonio, Texas, salió desde ese estado y nunca cruzó la frontera de México a Estados Unidos, según el Gobierno mexicano.