Tegucigalpa, Honduras.

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), de la OEA, reiteró ayer su promesa de trabajar en investigaciones de “ grandes casos de corrupción”, a un mes del inicio de sus operaciones.

“Somos una misión que va a trabajar fuertemente en investigaciones de grandes casos de corrupción mediante la colaboración activa con la Fiscalía”, dijo en un comunicado el vocero del organismo, el exministro peruano Juan Jiménez Mayor.

El diplomático, quien además es representante del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, indicó que la Maccih trabajará para que Honduras pueda “combatir la corrupción”, aunque señaló que eso “es un trabajo” que deben hacer los hondureños.

“Sin compromiso, el país no podrá avanzar, y es determinante que todos asuman su papel en esta guerra que debemos emprender”, subrayó.

Jiménez anunció que la Misión conformará “grupos de élite investigativa” que buscarán “desmembrar las redes de corrupción existentes en casos concretos” y transferir “tecnología de investigación de corrupción compleja” a Honduras.