Tegucigalpa, Honduras.

Kevin Solórzano fue nada más un “chivo expiatorio”, consideró Luis Zelaya, expresidente del Partido Liberal y exrector de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), luego de que el joven hondureño fuese declarado inocente por unanimidad de votos.

Siempre creí en la inocencia de Kevin Solorzano, desde que estaba en mi puesto como rector de la universidad e hice lo que estaba en mis manos para averiguar la verdad”, dijo el político y expresidenciable.

Zelaya manifestó que él tuvo en sus manos elementos que ratificaban la inocencia del estudiante. “Vi la manipulación que se manejó desde las evidencias, las medias verdades que se decían, este caso siempre me despertó duda de cómo el sistema manejó el caso (...) estoy contento”, sostuvo.

Por otro lado, Luis Zelaya opinó que Kevin Solórzano y su familia podrían demandar al Estado de Honduras para resarcir el daño causado.

El universitario estuvo preso alrededor de seis años. Fue capturado en 2014, declarado culpable y condenado en 2017 y pudo defenderse en libertad a partir de mayo de 2021 cuando se anuló el primer juicio e inició el segundo.

“Se buscó en él un chivo expiatorio manipulando pruebas, no diciendo la verdad y eso lo digo con conocimiento de causa, la decisión si procede o no será de él y su familia, pero una demanda contra el Estado procede”, comentó.