Tegucigalpa, Honduras.

Un juez hondureño declaro este jueves sin lugar la solicitud de extradición desde Panamá que pende sobre Rafael Eduardo Cáceres Soto, por presuntos vínculos con actividades de narcotráfico.

Ayer se llevó a cabo la audiencia de presentación y evacuación de medios probatorios aportados por el Estado requirente -en este caso Panamá- y los presentados por la defensa.

Cáceres, de 38 años de edad, es acusado de un cargo contra la seguridad colectiva, relacionado con droga, y una segunda imputación contra la seguridad colectiva, ligado con la asociación ilícita.

Cáceres Soto fue detenido en San Pedro Sula y trasladado hacia Tegucigalpa el pasado 21 de mayo. De acuerdo con el expediente, alias “Paquirri” es requerido por Estados Unidos debido a presuntos nexos con el narcotráfico, mientras que Panamá lo acusa de cargos contra la seguridad colectiva relacionados con droga.

El hondureño permanece recluido en un cuartel policial en Tegucigalpa.

La solicitud de extradición contra Rafael Cáceres está desde 2016 en la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Por eso, el 12 de octubre de ese año, un juez de extradición emitió una orden de captura contra.

Posteriormente, el 24 de marzo de 2021 se emitió una segunda orden de captura con fines de extradición a Panamá por delitos vinculados con drogas, según la información oficial.

Pero Cáceres Soto, según la Policía, ya había sido detenido en 2014 por las autoridades hondureñas al intentar salir del país con una suma de 20,000 dólares, pero justificó el dinero y quedó libre.