Tegucigalpa Honduras.

Este jueves 30 de junio se conocerá la resolución referente al proceso de extradición del hondureño Rafael Eduardo Cáceres Soto (de 38), solicitado por la justicia de Panamá.

Ayer se llevó a cabo la audiencia de presentación y evacuación de medios probatorios aportados por el Estado requirente -en este caso Panamá- y los presentados por la defensa.

Cáceres es acusado de un cargo contra la seguridad colectiva, relacionado con droga, y una segunda imputación contra la seguridad colectiva, ligado con la asociación ilícita.

Cáceres Soto fue detenido en San Pedro Sula y trasladado hacia Tegucigalpa el pasado 21 de mayo. De acuerdo con el expediente, alias “Paquirri” es requerido por Estados Unidos debido a presuntos nexos con el narcotráfico, mientras que Panamá lo acusa de cargos contra la seguridad colectiva relacionados con droga.

EL hondureño permanece resguardado en un cuartel policial en Tegucigalpa.

La solicitud de extradición contra Rafael Cáceres está desde 2016 en la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Por eso, el 12 de octubre de ese año, un juez de extradición emitió una orden de captura contra.

Posteriormente, el 24 de marzo de 2021 se emitió una segunda orden de captura con fines de extradición a Panamá por delitos vinculados con drogas, según la información oficial.

Pero Cáceres Soto, según la Policía, ya había sido detenido en 2014 por las autoridades hondureñas al intentar salir del país con una suma de 20,000 dólares, pero justificó el dinero y quedó libre.

EL SEÑOR DE LOS CIELOS

De igual manera, un juez tomará la decisión este jueves de extraditar hacia Estados Unidos o no a Raudan Omar Zamora o José Luis Oliva Meza, alias “El Señor de los Cielos”, tras comparecer el último lunes a audiencia de presentación de medios de prueba.

“Esperemos la decisión del juez de extradición. En caso de llegar a concederse, no existe ningún tipo de situación que pueda limitar su entrega”, aseguró Melvin Duarte, portavoz judicial.

El señor de los cielos fue capturado por autoridades hondureñas el pasado 15 de mayo en La Ceiba, Atlántida, zona litoral de Honduras.

El acusado, quien continuará recluido en el Primer Batallón de Infantería, en las afueras de Tegucigalpa, fue solicitado en extradición por EE.UU. el 6 de abril de 2021.

Según investigaciones de EE.UU., ha participado en una “organización de tráfico de drogas “a gran escala” en la que operaba como miembro desde al menos el 2011, con la “utilización de lanchas rápidas, barcos pesqueros, sumergibles, transportando drogas desde varios países de América del Sur hasta su distribución en Estados Unidos”.