Más noticias

JOH: 'Gracias a Dios por haberme puesto de hermana a una guerrera'

El presidente Juan Orlando Hernández se despidió con emotivas palabras de su hermana Hilda Hernández.

Tegucigalpa, Honduras.

'La vida le puso grandes retos y por eso se formó su carácter en la lucha. Gracias a Dios por haberme puesto de hermana a un ser humano tan incansable, a una guerrera de mucho temple', dijo el presidente Juan Orlando Hernández al despedir a su hermana Hilda Hernández en la Basílica Menor de Suyapa.

El mandatario, acompañado de su esposa Ana García, dijo: 'Todos vamos en la vida con el afán de que las cosas ocurran, de hacer el bien de servir a los demás, pero por ratos nos olvidamos de que tenemos una familia cerca, y a pesar de eso ella nunca olvidaba a sus sobrinos, a sus hijos'.

La hermana del presidente Juan Orlando falleció en un accidente aéreo ocurrido el pasado sábado. Junto a ella murieron cinco personas más cuando se dirigían de Tegucigalpa hacia Comayagua a la altura de la reserva biológica Yerba Buena, Lepaterique.

JOH dijo que este día tuvo la oportunidad de abrazar a tanta gente que le demostró cuanto la quería. 'No te vamos a defraudar, estamos golpeados, fuertes pero también tenemos que honrar a Hilda en esas conversaciones que ella provocaba, yo no sabía que ella le habia dicho a Ana que teníamos que pasar juntos la Navidad y el Año Nuevo, uno por andar en su afán, en sus responsabilidades, se olvida de cosas tan esenciales'.

Hablando con mi madre, recordamos que por estas fechas también perdimos a mi padre. 'Pero mamá Hilda fue una extensión suya, a usted le gusta la humildad, andar dando palabras, orando por los demás y también madre que eso la haga sentir a usted reconfortada'.

El mandatario expresó que estos son días de reflexión 'que todos debemos ocuparnos los unos de los otros, podemos pensar diferente, pero tenemos que abrazarnos todos, el otro al pensar diferente está en su derecho, pero debemos construir una hondureñidad unida para nuestros hijos'.

'La vida es así, se va en segundos y los que quedan son nuestros hijos y que nuestros nietos queden mejor. Hermanos y hermanas la vida es corta, la familia necesita de cada uno de sus miembros, pidámosle a Dios. A mi hermana, gracias por todo lo que hiciste, se que nos estarás viendo desde el cielo todos los días.

El presidente Hernández agradeció a los sacerdotes que le apoyaron en la misa y a quienes los acompañaron en este momento tan difícil.

$!Foto: La Prensa

Doña Elvira, madre de Hilda Hernández, mientras consuela a su hijo.

$!Foto: La Prensa

La misa de Hilda Hernández se celebró en la Basílica Menor de Suyapa.