21/04/2024
06:29 PM

Hilda Hernández es velada en la Basílica Menor de Suyapa

  • 18 diciembre 2017 /

Juan Orlando Hernández recibe las condolencias por la muerte de su hermana.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha recibido palabras de consuelo y abrazos por la pérdida irreparable de su hermana, Hilda Hernández, quien falleció en un accidente aéreo el pasado sábado.

Miembros y simpatizantes del Partido Nacional, familiares y amigos acudieron hoy a la Basílica Menor de Suyapa para dar las condolencias a JOH y sus parientes.

El domingo por la noche fue entregado el cuerpo de la exministra de comunicaciones a la familia Hernández Alvarado, luego de ser rescatado de los escombros en que quedó el helicóptero en que viajaba junto a otras cinco personas. Sus familiares decidieron cremarla.

Foto: La Prensa

Así como ella lo solicitó en vida, no hubo más que un arreglo floral y una fotografía junto a la urna donde reposa.

Cabe mencionar que las autoridades de Medicina Forense solicitaron a los familiares que los ataúdes fueran herméticos debido al estado en que fueron encontrados los cadáveres en el fatal accidente.

Foto: La Prensa

Detalles del accidente de Hilda Hernández y cinco personas más

En el helicóptero en el que se transportaban Hilda Hernández, los miembros de seguridad Nahúm Lagos y Marco Banegas, la capitán de infantería Patricia Valladares, el piloto Iván Esaú Vásquez Portillo y el copiloto Gerson Alcedín Díaz Nolasco.

La Fuerza Aérea Hondureña, a eso de las 3:25 de la tarde del sábado, emitió un comunicado sobre la desaparición de la nave. Sobre las 4:35 de la tarde, el presidente Hernández confirmó a medios de comunicación que su hermana y la tripulación del FAH-905 habían perdido la vida tras estrellarse.

Según los informes, el helicóptero, cuyo registro es el FAH 905 Modelo AS350 Ecuriel, tiene capacidad para dos tripulantes y cuatro pasajeros. La nave no ha disparó ninguna alerta de accidente, ya que tiene un dispositivo que actúa de forma automática. Cuando el helicóptero salió de Tegucigalpa hacia Comayagua había una llovizna sobre la capital.