Santa Bárbara, Honduras.

La Secretaría de Salud ordenó que se investigue al personal que procedió a quemar un lote de medicamentos supuestamente vencidos en San Francisco de Ojuera, en Santa Bárbara.

El sub-secretario de Salud, Francis Contreras, dijo que se incumplió una orden de no destruir medicamentos sin previa autorización.

'Le dimos la orden al director regional de salud, Roberto Reyes, para que de manera personal realice una investigación en el centro de salud de donde se sustrajeron las medicinas y posteriormente las quemaron', señaló.

Se conoció que los dos médicos y personal de la alcaldía que atienden en el centro de salud del municipio decidieron quemar los fármacos, un procedimiento que según ellos, la ley les permite.

La Fiscalía Local de Santa Bárbara confirmó hoy que de oficio esa dependencia abrió un expediente investigativo por la incineración de medicamentos en este municipio.

El Ministerio Público indagará a las personas que realizaron la quema de los medicamentos, el por qué razón la realizaron y quiénes les autorizaron a realizar la misma.

Lo anterior, en razón de individualizar la responsabilidad penal a las personas a las personas que cometieron delito, si es el caso, y complementar las diligencias investigativas para la presentación del respectivo Requerimiento Fiscal, si es procedente.