Tegucigalpa, Honduras.

En la ampliación y mejoramiento de los principales aeródromos hondureños, el Gobierno invertirá este año más de 300 millones de lempiras.

La inversión se hará tras la inauguración días atrás del aeródromo de Copán, establecido en Río Amarillo, mediante una partida de 80 millones de lempiras.

El propósito es consolidar una red aeroportuaria regional que permita potenciar el turismo en todo el territorio nacional.

A partir de abril se trabajará en la remodelación del aeródromo de Tela, donde se levantará la actual capa asfáltica y se instalará una capa de concreto hidráulico.

La terminal regional de Tela tiene 1,400 metros de longitud y 30 metros de ancho y además de la capa de concreto se construirá un edificio para la terminal de pasajeros.

También empezarán trabajos en la pista de Trujillo, Colón, la cual será mejorada para permitir conexiones entre esa ciudad con Roatán y Copán.

Esta pista tiene una capa de asfalto que será mejorada y ampliada, pues mide 30 metros de ancho por 1,050 metros de largo.

Este año también se intervendrá el aeródromo de Choluteca, donde se establecerá una capa de concreto hidráulico por el deterioro de su capa asfaltica, la cual tiene 1,300 metros de longitud.

El Gobierno tiene programado intervenir la pista regional de Puerto Lempira, de 1,450 metros de longitud de material selecto.

“Vamos a hacer una inversión de más de 300 millones de lempiras en todos los aeropuertos. Estas obras estarán listas para fin de año. En este período trataremos de avanzar en la infraestructura aérea”, dijo Emilio Silvestri, director de Turismo.

Al igual que el aeródromo de Copán, estos trabajos se ejecutarán con la participación de los miembros del Primer Batallón de Ingenieros de las Fuerzas Armadas de Honduras.