Tegucigalpa
Para saber

Los dirigentes del transporte también pidieron a las autoridades del Gobierno que cumplan con el convenio que firmaron hace un mes.

La extorsión continúa siendo el principal problema al que se enfrentan los transportistas en el país.

La extorsión al sector está poniendo en jaque a los dueños de buses, quienes denuncian que cada vez son más las estructuras criminales que cobran el llamado “impuesto de guerra” o “renta” y que las que ya lo cobraban están pidiendo más dinero.

Wilmer Cálix, dirigente de buses urbanos en la capital, indicó que aproximadamente entre el 30% y 40% de los ingresos que reciben por dar el servicio se van en el pago de la extorsión.

“Las rutas por eso se están parando, porque no tienen cómo pagar, porque el ingreso está malo, entonces prefieren parar la ruta y no dar el servicio, ya no tiene de dónde pagar”, dijo.

El dirigente denunció que ayer al menos siete rutas de buses en Tegucigalpa paralizaron sus unidades debido al cobro que están haciendo las pandillas.

Para saber

1__El flagelo de la extorsión ha dejado luto en el país. Los transportistas indican que en lo que va del año, más de 25 conductores han muerto a causa del cobro de extorsión.

2__ De acuerdo con datos brindados por algunos dirigentes de transporte, por cada unidad se pagan alrededor de 32,000 lempiras al mes a las bandas criminales por extorsión.

3__En lo que va de 2022, la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas ha logrado detener a unas 320 personas implicadas en el cobro de la renta al transporte, el 93% de ellas ya tienen detención judicial.

4__El portavoz de la FNAMP, Mario Fu, exhortó a la población y a los transportistas a denunciar a los extorsionadores a las líneas 143 y 911.

Entre las rutas que dejaron de trabajar están las del Carrizal, Cerro Grande, Campo Cielo-Mercado, el Centro, Flor del Campo, La Sosa y Miraflores.

En los últimos días, la incidencia de ese flagelo incrementó, lo que está ocasionando que más empresas de transporte y rutas se paralicen debido a las amenazas e intimidaciones de las estructuras criminales.

En los últimos meses, diferentes empresas de transporte en San Pedro Sula y Santa Bárbara han cerrado debido al cobro de extorsión, lo mismo ocurrió en la zona sur y en el sector de oriente, donde algunas empresas decidieron paralizar sus unidades por las amenazas que reciben los conductores. El dirigente manifestó que la extorsión incrementó en lo que va del año.

“Se ha incrementado, antes solo pagábamos una renta o dos en algunos lugares; ahora están entre dos y tres, que son nuevos grupos que han salido. En alguna rutas se pagan dos, otras tres y hasta cuatro”, lamentó.

Cálix hizo un llamado a las autoridades de Seguridad. “Pedimos que ejecuten el plan de seguridad de la ciudadanía que ellos prometieron y que se ejecute lo más pronto posible”, puntualizó.

Acciones

El portavoz de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas, Mario Fu, señaló que se realizan labores de oficio para atender las denuncias del sector.

“Ya se han designado varios equipos que están recabando detalles y detrás de la pista de los responsables de las amenazas que están recibiendo algunos transportistas”, dijo.

“Sabemos que se ha dado un repunte bastante significativo con este tema de las amenazas e intimidaciones durante los últimos días, pero el compromiso que existe de parte de la FNAMP es tener que fortalecer las operaciones en estos sectores para darle captura a los responsables”, agregó el portavoz.

La FNAMP también trabaja con la Fuerza de Seguridad al Transporte Urbano (FNSTU) para dar seguridad a los usuarios del servicio. Hace una semana, la FNSTU comenzó a operar en San Pedro Sula.