24/05/2024
01:07 AM

Hondureña gana lucha a deportación

La familia de la hondureña Sonia del Cid Iscoa, dama que estuvo en coma y que se recupera lentamente, llegó a un acuerdo con el Hospital San José para que la paciente no sea deportada a su país para recibir cuidado médico, informó ayer su abogado.

    La familia de la hondureña Sonia del Cid Iscoa, dama que estuvo en coma y que se recupera lentamente, llegó a un acuerdo con el Hospital San José para que la paciente no sea deportada a su país para recibir cuidado médico, informó ayer su abogado.

    Lenta recuperación

    La familia de la inmigrante trataba de evitar en un juzgado del condado Maricopa que Iscoa fuera enviada a su país, a pesar de contar con una residencia legal en los Estados Unidos obtenida a través del Estado de Protección Temporal, TPS, el cual se vence en 2009.

    'Su condición física ha mejorado mucho, ya ha comenzado a mover las piernas y los brazos, ingiere comida semisólida y ya no requiere de oxígeno', dijo John Curtain, abogado de la familia Iscoa.

    La madre de siete niños no ha requerido diálisis por una semana y ha comenzado a pronunciar algunas oraciones pequeñas.

    Debido a la gran mejora que ha presentado la inmigrante, que estuvo en coma por más de 20 días después de haber dado a luz de forma prematura el pasado 20 de abril, el hospital ha abandonado su intención de enviarla de regreso a su país.

    No tiene seguro médico

    Representantes del Hospital San José habían indicado que el traslado era necesario debido a que no contaban con las instalaciones necesarias para proporcionarle el cuidado médico a largo plazo que necesitaba la paciente.

    La inmigrante hondureña no cuenta con un seguro médico que cubra el costo de estos gastos.

    Kimberly Lodge, director del departamento de comunicaciones del hospital, confirmó el acuerdo con la familia de la hondureña, pero no proporcionó mayores detalles al respecto.

    La familia tenía programada una nueva cita ante un juez en la Corte Superior del Condado Maricopa este viernes, la cual ha sido cancelada.

    Cancillería actúa rápido

    El lunes por la tarde la cancillería envió el documento que los abogados de Iscoa necesitaban para convencer al juez de inhabilitar la acción solicitada por el hospital de Phoenix.

    La oficina consular hondureña también exigió que se le respetara el TPS vigente y pidió el nivel de responsabilidad que podría tener el centro médico en su atención para con la compatriota.

    Cifra

    20 mil dólares

    Era la cuenta médica de la hondureña, ya fue cancelada; pero el hospital insistía en deportarla.

    Hospital cede dara servicio médico a sonia

    Familiares llegaron a acuerdo con el hospital donde está Iscoa para que no fuera deportada.