21/02/2024
05:57 AM

Honduras y EUA evalúan plan contra narcotráfico

  • 20 noviembre 2014 /

Comité de Interdicción cumple inusitada visita para revisar políticas de seguridad.

San Pedro Sula, Honduras.

Honduras y Estados Unidos evaluaron ayer las operaciones de lucha contra el crimen y el narcotráfico implementadas durante los últimos diez meses.

La revisión tuvo lugar tras una inusitada visita a Tegucigalpa del denominado Comité de Interdicción de EUA, recibido en Casa Presidencial por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

El grupo, conformado por al menos 17 agencias estadounidenses que asesoran al presidente Barack Obama, fue encabezado por el almirante Paul F. Zukunft, comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos, y el jefe del Comando Sur, John Kelly.

La presencia de los miembros del Comité de Interdicción norteamericano denotó un impresionante despliegue de seguridad dentro y fuera de la sede del Ejecutivo, así como en las instalaciones de un hotel de la capital en donde permanecieron varias horas.

Los grupos de trabajo discutieron las políticas de seguridad del Gobierno encabezado por Juan Orlando Hernández y el desarrollo de la estrategia de seguridad nacional implementada en los últimos diez meses. Dicha estrategia comprende la implementación del escudo marítimo con la asistencia de EUA para evitar el trasiego de drogas hacia territorio norteamericano.

También comprende la realización del escudo aéreo mediante la implementación de la nueva Ley de Protección del Espacio Aéreo, que permite el derribo de aviones sospechosos de traficar drogas.

Esta acción se ha venido realizando sin el apoyo de los Estados Unidos, en virtud de que la legislación norteamericana impide la ayuda a los países que incluyen el derribo de aeronaves, debido a las operaciones encubiertas estadounidenses.

Asimismo establece una serie de operaciones en tierra a través de las diferentes unidades de las Fuerzas Armadas y la Policía para combatir el crimen y la delincuencia organizada.

A octubre del presente año, las operaciones hondureñas habían permitido el decomiso al crimen organizado de 50.9 millones de lempiras como producto de su accionar delictivo.

Entre los golpes al narcotráfico se destacan el decomiso de 11,139 kilos de cocaína, alrededor de 51,283 libras de marihuana y 10,026 plantas, así como la destrucción de cuatro narcolaboratorios que eran utilizados para la cosecha y el procesamiento de drogas.

Componente

Jorge Ramón Hernández, ministro general de Gobierno, informó que durante el encuentro también se dialogó sobre el componente de la seguridad ciudadana planteado por Honduras, Guatemala y El Salvador en el Plan Alianza para la Prosperidad (PAP).

El funcionario detalló que los grupos dialogaron sobre el fortalecimiento de las acciones de interdicción que con el apoyo norteamericano se han venido implementando en las aguas hondureñas.

“El grupo tuvo una discusión amplia con el Presidente sobre las políticas de seguridad que nuestro Gobierno esta desarrollando”, indicó Hernández Alcerro.

“Hay una estrategia de seguridad nacional que ha venido siendo ejecutada en estos últimos diez meses, se pasó revista a cada uno de los temas”, señaló.

“La discusión fue muy provechosa para ambos países y nos satisface que las últimas visitas... Marcan la relevancia de las relaciones bilaterales entre Honduras y Estados Unidos”, consideró Hernández Alcerro.