08/05/2022
10:28 PM

Más noticias

Sin la certificación, Patuca III no puede comenzar a operar

Todavía no ha sido posible realizar las pruebas con agua de las dos turbinas Kaplan.

TEGUCIGALPA.

Hay fuertes presiones para que la represa hidroeléctrica Patuca III comience operaciones comerciales en octubre de este año, pero ingenieros y expertos señalaron a LA PRENSA que el embalse debe pasar primero por un riguroso proceso de certificación antes de ser recibido formalmente por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

LA PRENSA reveló ayer que ingenieros y técnicos de la empresa estatal que han sido asignados al complejo hidroeléctrico han logrado detectar algunas fallas que deben ser resueltas por la empresa china Sinohydro, responsable de la construcción del multimillonario proyecto.

350
Millones de dólares. Es el monto que tiene para el Estado hondureño el complejo hidroeléctrico de Patuca III, los cuales se comenzaron a pagar a mediados del año pasado al Banco de China (ICBC).
La falla se detectó en un sello de las compuertas que está produciendo una filtración del agua y que deberá ser resuelto por la multinacional china, antes de que el proyecto pueda ser recibido.

Una fuente oficial ligada al proyecto que pidió el anonimato por no estar autorizado para ofrecer declaraciones, dijo a LA PRENSA que pese a que el embalse está casi a su máximo nivel, no ha sido posible realizar las pruebas húmedas (con agua) de los dos generadores, lo cual permitirá probar los controles y restantes equipos de la casa de máquinas.

La fuente indicó que Sinohydro está apurada por entregar la represa a la Enee porque el proyecto ya no es rentable y está implicando cuantiosas pérdidas para la empresa, ya que significa mantener a sus ingenieros y técnicos por más tiempo en Honduras. “El proyecto no puede ser recibido, mientras no hayamos aprobado todos los protocolos de funcionamiento y mantenimiento de la central hidroeléctrica y hacerlo sería una irresponsabilidad de nuestra parte”, afirmó.

El experto indicó que el problema de filtración se presentó en el sello de una de las cinco compuertas radiales del complejo hidroeléctrico, que debe ser reparado por Sinohydro, pero eso no ha sido posible porque no existe supervisión que certifique el trabajo.