23/05/2024
07:29 AM

Un total de 71,652 maestros para atender a 1.8 millones de estudiantes

  • 31 julio 2023 /

Para el nivel básico hay un maestro que atiende a 35 estudiantes; sin embargo, la relación ideal es de 25 alumnos por cada profesor

Tegucigalpa, Honduras

A pesar que el año lectivo en el país esta a poco más de cuatro meses de finalizar, en algunos centros escolares todavía siguen persistiendo problemas de falta de docentes.

El déficit de maestros es uno de los principales problemas que ha venido arrastrando el sistema educativo hondureño en los últimos años.

LA PRENSA analizó la cantidad de maestros y estudiantes inscritos en el sistema escolar en 2023; los datos preliminares proporcionados por la Unidad del Sistema Nacional de Información Educativa (Usinieh) de la Secretaría de Educación indican que en el país hay un total de 71,652 maestros para atender a 1,849,823 de estudiantes. Uno de los problemas que afecta la calidad educativa es el número de alumnos que un profesor debe atender.

Déficit de docentes en centros educativos de Cortés es de 20%

En las escuelas es normal ver que en un salón de clases hay más de 40 alumnos, eso según los expertos, perjudica en el aprendizaje de los alumnos, pues un maestro al tener una gran cantidad de estudiantes, se le hace difícil enseñarles a todos de forma equitativa.

En el nivel básico, que es el que más cobertura registra, los datos de Usinieh muestran que hay 1,437,956 alumnos que son atendidos por 41,011 profesores, lo que representa que por cada maestro hay en promedio 35 estudiantes.

Una zona crítica de alta atención de niños a cargo de un maestro se registra en el nivel Básico, en el departamento de Lempira, donde la ecuación revela que son 57 niños los que le toca a un solo profesor.

Rusbel Hernández, director del Instituto de Investigación y Evaluación Educativas y Sociales (Iniees) de la Universidad Pedagógica Nacional (Upnfm), estima que para asegurar la calidad educativa en el país lo ideal sería que un docente atendiera 25 alumnos; sin embargo, la falta de presupuesto y creación de nuevas estructuras en el sistema educativo lo impide.

Unos 300,000 menores no regresaron al sistema educativo

Los departamentos de Ocotepeque, Valle, Islas de la Bahía y Atlántida son los que están más cerca de llegar a la relación ideal; mientras que Gracias a Dios, El Paraíso, Comayagua, Santa Bárbara, La Paz y Yoro son los que tiene mayores problemas, en esas regiones un maestro atiende entre 37 a 40 estudiantes.

“Cada maestro está atendiendo a 35 alumnos, lo que indica que la educación no se está haciendo de la mejor manera; estar atendiendo a esa cantidad de alumnos difícilmente se puede hacer porque se descuidan a los otros y eso complica el aprendizaje”, dijo el director del Iniees.

Hernández manifestó que se requiere contratar más docentes para mejorar la relación alumnos-docente y así asegurar la calidad en la educación.

Para el ministro de Educación, Daniel Sponda, la relación entre el docente y alumnos es muy variable. “Nosotros aspiramos que en los centros educativos no haya más de 30 estudiantes por salón de clases, que es un número bastante poblado en el salón, pero que se puede trabajar muy bien todavía”, dijo.

Aunque Sponda asegura que para solventar la situación de falta educadores se requiere contratar a unos 10,000 profesores más, de los cuales unos 6,000 se contratarán para el próximo año, Hernández dijo a LA PRENSA que para atender únicamente a los alumnos que están en nivel básico con una relación de un docente por cada 25 alumnos se requiere contratar a más de 16,000 profesores.

Esa cifra es para atender a los menores en edad escolar que están en el sistema, pero si agregamos a los que no están inscritos en un centro educativo la cifra de docentes que se necesitan incrementa, apuntó.

“Nosotros como universidad hemos estado graduando anualmente entre 5,000 a 6,000 docentes anualmente, entonces eso quiere decir que el problema no es de oferta”, dijo.

Para el experto en temas educativos, Jhonny Varela, el Reglamento del Estatuto del Docentes establece que un maestro debe atender a 40 alumnos, aunque es una cantidad inmanejable para que un profesor pueda desarrollar los contenidos establecidos en el Currículo Nacional Básico (CNB), la falta de recursos obliga a que un docente atienda a esa cantidad.

“Debería de haber una relación de unos 15 a 20 estudiantes por maestro para que la atención sea más personalizada; sin embargo, nuestro país es pobre y no tiene los recursos suficientes para tener una atención de ese nivel”.

Los expertos indicaron que para mejorar el problema de la falta de profesores el gobierno, a través de la Secretaría de Educación deberá hacer una millonaria inversión.

Actualmente un docente que aprobó el concurso para obtener una plaza en 2022 e ingresó de manera permanente al sistema educativo recibe un salario mensual de unos 17,500 lempiras.