Tegucigalpa, Honduras.

Honduras inicia mañana jueves un período inédito en su historia política con la llegada al poder de Xiomara Castro, la primera mujer presidenta de este país, quien obtuvo una rotunda victoria en las elecciones celebradas en noviembre con la promesa de sacar adelante a un país azotado por la pobreza, la corrupción, el crimen organizado y el drama de la emigración.

Puede leer: Daniel Ortega no acudirá a la asunción de Xiomara Castro y delega a su canciller

Castro, esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009, además llega al poder bajo la bandera del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda).

Con su investidura está llegando al final un bipartidismo tradicional, de más de un siglo, marcado por los conservadores partidos Nacional, que ha ejercido durante los últimos doce años, y el Liberal, que desde 2013 fue relegado a segunda fuerza de oposición en el Parlamento.

También: Nayib Bukele cancela asistencia a toma de posesión de Xiomara Castro

Castro ha creado muchas expectativas en su país por sus promesas de combatir con fuerza la corrupción, el narcotráfico, la pobreza, el desempleo, la criminalidad y mejorar los deficientes sistemas de salud y educación que tiene su país, además golpeado desde 2020 por la pandemia de la covid-19, que ha dejado más de 10.000 muertos, y los daños que dejaron las tormentas tropicales Eta e Iota.