25/05/2024
02:58 PM

Cerditos a la parrilla don Rafael: una tradición sabrosa de Copán

La Entrada, Honduras.

En medio de las celebraciones navideñas en Copán, un emprendedor local destaca por su arte de cocinar y preparar la cena tradicional en Nochebuena.

Se trata de Don Rafael Peña, dueño de “Cerditos a la Parrilla Rafael”, quien ha convertido su negocio de cerdos horneados en el epicentro gastronómico de la temporada, conquistando los paladares de la región occidental de Honduras.

Desde hace años, Don Rafael ha dedicado su vida a perfeccionar la técnica de hornear cerdos a la parrilla de manera diferente: utilizando cajas chinas.

Con una sonrisa en el rostro, pero con signos de cansancio, Don Rafael compartió cómo han sido estos últimos días en las vísperas de navidad.

“Nunca imaginé que la demanda sería tan grande este año”, comentó, mientras supervisaba el trajín de su equipo en la cocina, hemos recibido más de 1000 encargos solo para este día”.

La especialidad de Don Rafael, el cerdito horneado a la parrilla, se ha convertido en el plato típico indiscutible de Copán durante las celebraciones navideñas.

La suculenta combinación de sabores y la técnica única de cocción han conquistado los corazones y los estómagos de los habitantes locales y de aquellos que llegan de otros rincones del país.

En el establecimiento donde prepara los cerditos, hoy lucen los empleados y don Rafael, afanados ya que la demanda es alta sobre todo en fechas navideñas.

La demanda dejó a don Rafael y su equipo trabajando arduamente, con tres días consecutivos sin dormir para satisfacer la creciente lista de pedidos.

La calidad no ha sido sacrificada en aras de la cantidad, y cada cerdito horneado es tratado con el mismo cuidado y atención que caracteriza a Cerditos a la Parrilla Rafael desde sus inicios.

”Preparamos el cerdo de manera diferente, el cerdo queda crujiente y sin grasa, no como otros que se hornean en hornos de barro. Pero todo es cuestión del gusto de la gente” afirmó don Rafael.

El emprendimiento de Don Rafael se encuentra en la ciudad de La Entrada, Nueva Arcadia, en Copán, un lugar que se ha convertido en parada obligatoria para los amantes de la tradicional comida navideña.

A pesar de los desafíos, el emprendedor se muestra agradecido por el apoyo de la comunidad y la oportunidad de llevar un pedacito de Copán a los hogares de miles de hondureños.

El cerdito de don Rafael tiene alta demanda en Copán sobre todo en Nochebuena que se acostumbra servir cerdo horneado en los hogares de los copanecos.