18/04/2024
01:53 AM

Honduras “exige liberación inmediata” de Pedro Castillo

Perú retiró a su embajador en Honduras luego del discurso pronunciado por Xiomara Castro en la Celac.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras condena el “golpe de Estado” en Perú contra el expresidente de ese país, Pedro Castillo, y “la represión” en las protestas contra el Gobierno de Dina Boluarte, y pide “la liberación inmediata” del exmandatario, reafirmó este jueves el canciller, Eduardo Enrique Reina.

“El Gobierno de Honduras es respetuoso de la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en asuntos internos de otros Estados. Y en respeto a esa autodeterminación, considera que en el Perú se violentó la voluntad soberana del pueblo que eligió al presidente Castillo”, indicó Reina en uno de tres mensajes publicados en Twitter.

Regístrese en LA PRENSA para seguir toda la actualidad y leer sin límites

En el segundo señaló que “una serie de hechos generaron una conspiración para derrocarle vía un golpe de Estado, el cual condenamos al igual que la represión que ha provocado más de 50 muertos. Exigimos la liberación inmediata del presidente Castillo. Se debe respetar la democracia y el voto popular”.

“No se deben permitir más golpes de Estado en América Latina bajo ninguna forma. Esperamos que el pueblo peruano restituya la legalidad en pleno respeto y garantías a sus derecho humanos en un proceso democrático y limpio”, dijo el canciller hondureño en el tercer mensaje.

Reina se pronunció así horas después de que la Cancillería de Perú anunció el retiró definitivamente de su embajador en Honduras, Jorge Alejandro Raffo, en respuesta a “la inaceptable injerencia” en asuntos internos de la presidenta de ese país, Xiomara Castro, al desconocer el Ejecutivo de Dina Boluarte.

A través de un mensaje en Twitter, el Ministerio de Relaciones Exteriores añadió que, como consecuencia de la posición adoptada por Honduras, las relaciones bilaterales se “mantendrán, de manera indefinida, a nivel de encargados de negocios”.

Castro condenó, durante su intervención en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en Argentina, el “golpe de Estado” en Perú y mostró su “solidaridad” con el destituido mandatario “legítimo, electo” Pedro Castillo, de quien pidió su “inmediata liberación”.

La mandataria hondureña también dijo en su discurso que “la derecha no descansa” en la región, pues en su opinión “cínicamente hablan de desarrollo y planifican golpes de Estado”.

“A través de su maquinaria mediática, el boicot económico y la persecución política, el ‘lawfare’ (persecución judicial), mantienen una agresión permanente contra nuestros pueblos”, apuntó la también esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya.

La Cancillería de Perú ha reaccionado con distintas medidas hacia los Gobiernos de la región que han desconocido, hasta el momento, la legitimidad de la presidenta Boluarte, que sucedió constitucionalmente a Castillo después de que éste intentara dar un golpe de Estado el pasado 7 de diciembre.