17/05/2024
12:20 AM

El 98% de empresas tuvieron problemas por falta de dólares

  • 25 febrero 2024 /

Economistas consideran que el BCH pone a disposición la cantidad que el mercado necesita, pero especuladores y otros agentes disparan la demanda.

SAN PEDRO SULA

El nerviosismo provocado por medidas políticas tomadas por el Gobierno, que para unos son negativas y para otros son positivas, provocó, según economistas, la fuga de dólares el año anterior, lo cual tiene repercusiones en 2024.

La cúpula empresarial, particularmente, se ha quejado de la escasa oferta de dólares en el sistema bancario, lo cual, argumentan, dificulta la compra de bienes y servicios en el exterior, pago de deudas en esa divisa, seguros y combustibles.

" Hay personas que están interesadas en crear una crisis con una mayor demanda. "

Rafael Delgado, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), explicó que “el Banco Central siempre pone a disposición de todos los hondureños la cantidad de dólares que necesitan, pero esa cantidad se ha visto reducida” por razones que no son de índole económica.

“A finales del año anterior, algunas personas vendieron sus bienes y trasladaron sus capitales a Miami, Estados Unidos, y a otros países por la incertidumbre causada por algunas decisiones tomadas por el Gobierno que causaron incertidumbre, como la elección de la Corte Suprema de Justicia, la elección del fiscal, la llegada o no de la Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción en Honduras (Cicih)”, manifestó.

Incertidumbre

Estas compras inusuales de la divisa verde han causado que la demanda rebase la oferta en el sistema oficial y este fenómeno sea visto como una escasez derivada de medidas monetarias tomadas por el BCH.

“El BCH no puede poner a disposición más dólares de los que realmente necesita la economía, ya que eso puede causar otros problemas, y por eso pide a los hondureños que compren solamente la cantidad que necesitan para no causar especulación. Yo comprendo a las autoridades del Banco Central y también a los empresarios y hondureños que deciden vender y trasladar su capital a otro país por la incertidumbre. Para evitar estos problemas, el Gobierno debe garantizar la certidumbre, así no habrá nerviosismo ni fuga de dólares”, comentó.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) informó recientemente que a inicios de este mes realizó una encuesta, que reveló que el 98.4% de las empresas consultadas reportaron “haber tenido dificultades para obtener dólares necesarios para realizar operaciones comerciales”.

La encuesta, denominada por Cohep “Problemática de las divisas y su impacto en las empresas hondureñas”, indica que el 37% de las consultadas son empresas pequeñas, el 23% grandes, el 21% medianas y el 19% micro.

Con los resultados obtenidos, el Cohep ha establecido que “los retrasos en los pagos a proveedores extranjeros y el aumento de los costos financieros debido a la participación en múltiples subastas para obtener dólares resaltan los impactos operativos y financieros directos en las restricciones en la adquisición de divisas sobre las empresas pequeñas”.

“El factor incertidumbre y el mecanismo actual son elementos que inciden en la acción racional de los agentes económicos para aumentar su volumen de compra de divisas y atender sus necesidades futuras ante las dificultades actuales”.

Especulación

El economista Ángel Jiménez considera que lo expuesto por Cohep “es propaganda que busca crear una crisis, no es cierto que hay escasez de dólares, el BCH tiene disponibilidad de reservas internacionales para pagar las importaciones”.

La escasez la crean “los especuladores” para provocar, según Jiménez, otros problemas que finalmente causan en cualquier país desestabilizar económicamente, que finalmente es atribuida a los Gobiernos por los sectores que los adversan.

Otros economistas consultados dijeron que la economía de Honduras “lamentablemente” es sostenida por el más de millón de hondureños que se halla en Estados Unidos, quienes todos los días envían remesas, que son utilizadas por sus familias para comprar productos y consumos en las empresas.

Dato

19,211 millones de dólares salieron de Honduras el año pasado por importaciones, renta, transferencias y movimientos de capital.

En 2023, Honduras recibió más de $9,177 millones en remesas familiares, por otro lado, registró una fuga de divisas considerable.

De acuerdo con cifras del BCH, en 2023, el país tuvo egresos en su balanza cambiaria superiores a los $19,000 millones, una cantidad superior a $12,478 millones, registrada en 2019, cuando la economía aún no había sido afectada por los efectos de la pandemia.

En 2019, entre transferencias corrientes y movimientos de capital, Honduras registró egresos de más de $607 millones, pero en 2023 la cifra creció y superó los $1,000 millones.