29/05/2024
09:42 AM

Honduras, el segundo más violento del mundo

  • 27 octubre 2011 /

Los grupos del crimen organizado provocan estragos en el país cetroamericano.

Honduras está entre los primeros tres países del mundo con los mayores niveles de violencia “letal”, según la segunda edición del informe publicado por la secretaría de la Declaración de Ginebra sobre Violencia Armada y Desarrollo, una iniciativa diplomática lanzada en 2008.

De acuerdo al estudio, 6 de los 14 países más violentos del mundo están en América Latina:
El Salvador, Honduras, Colombia, Venezuela, Guatemala y Belice. En estos países los grupos armados, a menudo vinculados al tráfico de droga, provocan estragos, según el informe, cuyas estadísticas son de 2009.

“Un cuarto de todas las muertes violentas se produjeron únicamente en 14 países”, señala el informe “Carga mundial de la violencia armada”, cuya primera edición no disponía de estadísticas por países.

“Las operaciones del crimen organizado, especialmente el tráfico de drogas, están acompañadas por un nivel muy elevado de violencia. Esos grupos tienen una extraordinaria capacidad para hacer borrosos los límites entre los tipos de violencia ya sean de origen criminal o político, como lo demuestra la guerra de la droga en México y el resto de América Central, el Caribe y algunos países andinos”, continúa.

“El nivel de violencia en México se mantuvo estable con un ratio de 11.5 muertes por 100,000 habitantes entre 2004 a 2009. Según el informe “tres países centroamericanos, El Salvador, Honduras y Guatemala, tienen los mayores niveles de violencia letal”.

Entre 2004 y 2009, proporcionalmente murieron más personas de forma violenta en El Salvador que en Irak, que figura en el segundo lugar de los países más violentos del mundo, seguido por Jamaica.

El mayor incremento en el número de muertes violentas se registró en Honduras, donde casi se duplicó al pasar de 31 asesinatos por cada 100,00 habitantes de 2004 a 60.6 en 2009, siendo el segundo país del mundo donde más aumentaron los homicidios violentos en ese período, sólo detrás de Sri Lanka.