SAN PEDRO SULA.

A pesar de que la economía se está reactivando a nivel nacional, más del 90% de los municipios del valle de Sula todavía no tienen servicio de transporte público.

Según los representantes del transporte, solo en la zona noroccidental hay más de 1,500 unidades que dan el servicio interurbano; pero las autoridades de Gobierno todavía no los autorizan a trabajar.

Nelson Fernández, presidente de la Federación de Transporte de Servicio Especial de Honduras (Fetraseh), aseguró que los buses de Choloma que iniciaron el pilotaje no les está dando resultado y es posible que se paren.

“En el valle de Sula, la mayoría de unidades son microbuses con capacidad para 15 pasajeros, por lo que no resulta que se cubran las rutas con el 50% de los usuarios y nadie se hace cargo de pagar el asiento que va vacío”, explicó el transportista. René Caballero Espinoza, delegado regional del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), dijo que están capacitando a empleados de buses y taxis de la zona noroccidental.

“Algunas unidades de Choloma y Puerto Cortés ya están trabajando, y en otros municipios se hizo la revisión de taxis y podrán empezar a trabajar esta semana”, aseguró Caballero Espinoza. Las autoridades del IHTT recalcaron que solo podrán trabajar las unidades grandes y los Coaster que tienen capacidad de 30 y 60 pasajeros.

Datos
Capacitan a cientos de transportistas. En la zona norte, las autoridades del IHTT han capacitado a más de 15 empresas urbanas e interurbanas; pero falta la mayoría de empresas que recorren el valle de Sula.
Los microbuses no están autorizados por Sinager. Hedman Román Tinoco, presidente del transporte de los municipios de cono sur de Cortés, expresó que los bonos y las ayudas no han sido para todos; algunos ayudantes y conductores han tenido que emigrar del país porque no tienen sustento para sus familias. “Para los transportistas, la situación ha sido peor por las deudas con los bancos”.

Edgardo Guillén, transportista de La Lima, dijo que uno de los mayores problemas en la zona norte es que en los pilotajes solo involucraron a los buses grandes y dejaron por fuera a más de 1,500 microbuses, que son los que circulan en el valle de Sula.