Tegucigalpa, Honduras.

La falta de recursos en algunas municipalidades para sostener los centros de triaje y estabilización durante la pandemia del covid-19 ha provocado que más de 100 de esos sitios hayan dejado de dar atenciones.

Un informe del Fondo Nacional de Convergencia (Fonac) detalla que la cantidad de triajes que cierran ha ido en aumento; en abril la cantidad de centros sin operar fue de 72, en mayo 89 y durante junio se incrementó a 109. Los departamentos adonde se reportan más triajes cerrados son los que tienen mayor número de contagios, aseguró el secretario del Fonac, Omar Rivera.

“Resulta paradójico y grave que el departamento de La Paz, que tiene una de las más altas tasas de incidencia y mortalidad en el país, sea el departamento con mayor cantidad de centros de triaje cerrados. La situación es similar en los departamentos de Copán, Francisco Morazán, Intibucá, Lempira y Ocotepeque”, manifestó.

LEA: Acuerdan promocionar a Honduras como destino de inversión, comercio y turismo

Datos del Fonac dan a conocer que en La Paz hay cerrados 17 de los 19 triajes que estaban dando atención. En Copán se cerraron 13 triajes, de los 23 que había. En Atlántida, de los ocho centros que atendían pacientes con síntomas del virus solo quedó el de La Ceiba. En Cortés cerraron los triajes de San Manuel y de San Antonio de Cortés. Con el cierre de estos centros, la población debe buscar atención en los hospitales y centros de salud, es por eso que en las últimas semanas se reporta un incremento de personas hospitalizadas por sospechas de covid, lo mismo ocurre en centros de salud.

Financiamiento

El informe del Fonac señala que la causa del cierre de los centros de triaje es la falta de financiamiento por parte del Gobierno. Kelvin Aguilar, alcalde de San Agustín, Copán, manifestó que el triaje tuvo que cerrar debido al “incumplimiento de pago por parte de Finanzas. No están cumpliendo en tiempo y forma tal y como la ley lo establece”.

Los fondos para que el triaje siguiera funcionando dejaron de llegar hace unos cinco meses, según la Municipalidad. A mediados de 2020, los triajes fueron abiertos a través del programa Fuerza Honduras que el Gobierno creó mediante el Decreto PCM-061-2020 como respuesta a la emergencia sanitaria y para fortalecer la prevención, control y atención del covid-19.


Fueron L390 millones que se destinaron a las municipalidades en tres componentes, el primero fue de L250 millones, el segundo de L100 millones y el último de L40 millones.

Rivera indicó que el programa ya está finalizando, “para muchos municipios ya terminó, a unos les hicieron dos transferencias y muy pocos se han quedado atrasados”.

Además del programa, el Gobierno firmó un convenio con la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) en el que establece que de las transferencias ordinarias a las alcaldías se debe utilizar un 20% para la sostenibilidad de los triajes; sin embargo, muchos alcaldes argumentan que ese dinero es insuficiente para mantener los centros. “Allí es donde está el problema, porque esos recursos representan mucho menos dinero que el que originalmente tenían en Fuerza Honduras. Hay muchas quejas por parte de los alcaldes de que con esos recursos no va a ser suficiente para financiar los triajes”, expresó Rivera. En Copán Ruinas también se cerró el triaje, los ingresos municipales con los que se mantuvo en operación fueron insuficientes. El triaje se mantuvo operando con recursos locales durante febrero y marzo y se prolongó hasta abril y mayo, pero “debido al alto costo de operación” concluyó sus operaciones hace un mes.

Liquidación

El ministro de la Secretaría de Gobernación, Descentralización y Justicia, Leonel Ayala, dio a conocer que muchas alcaldías no han liquidado los fondos para acceder a una segunda transferencia del programa. Explicó que a la fecha hay 54 municipalidades que no han presentado su liquidación del primer componente.

“Del segundo componente hacen falta alrededor de 15 millones de lempiras que puedan ser cargados a ellos; pero también depende de la liquidación y del tercer componente, hay aproximadamente 25 millones que todavía no son reclamados. Tenemos allí listos 40 millones de lempiras que todavía no han sido solicitados”, dijo el funcionario. Ayala indicó que “vamos a hacer un análisis y a cotejar la información del Fonac y revisar uno por uno los casos, porque si es que no quieren hacer uso de las transferencias ordinaria hay que revisar por qué no lo están haciendo”, enfatizó.

El Fonac recomendó a las secretarías de Salud, Gobernación, Finanzas y a los alcaldes a buscar solución para reabrir los triajes y seguir dando atención a la población que lo necesita.