San Pedro Sula, Honduras.

Esperar bus o taxi es para los sampedranos un riesgo por la inseguridad y la falta de paradas apropiadas para protegerse del sol y la lluvia.

Al recorrer la ciudad, sobre todo en las horas pico, se observan cantidad de personas haciendo filas y ningún policía municipal, militar o preventivo resguardando a los ciudadanos.

Los sampedranos piden a las autoridades que presten atención a esta situación.

“Es lamentable ver que todas las paradas están descuidadas y muchas ni siquiera señalizadas”, dijo Marylin Mondragón.

Otros como Maritza Méndez se quejan por los constantes asaltos en los taxis colectivos y buses que van a La Lima y ni siquiera se reportan. “Ni siquiera están señalizadas las paradas y esperamos que las autoridades hagan algo”, asegura.

La última reparación de los paraderos se realizó hace 10 años, cuando se arreglaron las calles y avenidas del centro de la ciudad y se delimitó el Distrito Central de Negocios. El gerente de Prevención, Seguridad y Transporte, Roberto Romero Luna, dijo que se está trabajando en el asunto; personal municipal hizo una georreferenciación basada en el Plan de Ciudad y el Reglamento de Usos de Vías Públicas. “Identificamos exactamente, a través de coordenadas geográficas, 142 paraderos en San Pedro Sula.

Según el inventario corresponden al sector noroeste 28 paraderos; al suroeste, 25; al bulevar del este, 28; al del sur, 28, y al bulevar del norte, 33 paraderos”, detalló Luna.

Este es el primer paso para conocer los sitios y las mejoras que los mismos necesitan”, dijo.