Tegucigalpa, Honduras.

Durante los próximo días hasta el 24 de diciembre, el país estará siendo afectado por una cuña de alta presión que generará vientos del noroeste, los que provocarán lluvias leves y dispersas en la zona norte.

Francisco Argeñal, jefe de Meteorología del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos ( Cenaos), pronosticó para Nochebuena y la madrugada del 25 de diciembre el ingreso del cuarto frente frío al país.

El fenómeno será moderado, dejará bastante lluvia en la zona norte, principalmente al sur de Omoa y La Ceiba, con acumulados de agua que podrían llegar hasta los 200 milímetros. Para el valle de Sula se prevén lluvias de hasta 60 milímetros, además de vientos racheados de entre 50 y 60 kilómetros por hora.

En occidente, parte del centro y nororiente del país se esperan lluvias y lloviznas dispersas. Desde el lunes se reportan temperaturas frescas por la mañana y tarde, pero descenderán más a partir del viernes; en la zona occidental se prevé que las temperaturas mínimas bajen a los nueve grados centígrados, en Tegucigalpa y Santa Rosa de Copán a los 11 grados, en el valle de Sula la mínima será de 17; para la zona sur se pronostican 22 grados.

Las condiciones continuarán el sábado y disminuirán el domingo; sin embargo, la masa de aire de frío que deje el fenómeno se fortalecerá el 28 de diciembre, lo que dejará condiciones frescas hasta terminar el año, explicó Argeñal. Detalló que hay alta probabilidad que los ríos en la zona norte reporten un aumento leve de su caudal.

Alerta

Juan José Reyes, de Alerta Temprana de Copeco, manifestó que desde hace dos meses todo el país se mantiene en alerta roja, por lo que esta se mantendrá; se recomienda a la población abrigarse y protegerse ante los fuertes vientos. En los próximos días, Copeco emitirá un boletín con otras recomendaciones.