San Pedro Sula, Honduras

El Ministerio Público registra varias denuncias de personas que han sido estafadas con la venta de casas ajenas a través de procesos aparentemente legales.

LA PRENSA, en su edición de ayer, dejó al descubierto cómo una red de estafadores, integrada por comisionistas, notarios y probablemente empleados del Instituto de la Propiedad (IP), están engañando a ciudadanos con la venta de casas cuyos propietarios legítimos se encuentran en Estados Unidos o en otro país.

La red involucra a empleados del IP que supuestamente proporcionan claves catastrales falsas y a notarios que hacen escrituras públicas y dan fe de que el inmueble le pertenece al estafador.

2.5 millones
de lempiras perdió un ciudadano por haber comprado en febrero una casa en el sector noroeste y que pertenece a un hondureño que tiene seis años de vivir en EUA.

Ante esto, Marco Tulio Padilla, director general de Registro, Catastro y Geografía del IP, dijo que los empleados y funcionarios del Instituto toman como válido lo que ha sido consignado por un notario.

“La información catastral no define los derechos de propiedad, lo que le define es el registro del inmueble, pero nosotros ya estamos desarrollando un plan de investigación para determinar la veracidad de las afirmaciones que se hacen en la denuncia”, dijo Padilla.

El funcionario señaló que es necesario que se investigue de qué forma están trabajando los notarios. “Quienes tienen que controlar su actividad y verificar que lo que están autorizando es conforme a la realidad son los notarios, nosotros solo recibimos lo que es autorizado por ellos”, aseveró Padilla.

Nicolás Cruz, presidente de la Unión de Notarios de Honduras Capítulo Cortés, manifestó que el notario trabaja con documentos que se le proporcionan, si este observa una irregularidad tiene que pedir la documentación correcta.

“No voy a defender notarios sinvergüenzas, que sé que hay muchos, pero la mayoría de los notarios son hombres correctos”, aseguró.

Cruz indicó que la clave catastral, además de la escritura de propiedad es fundamental para que un notario elabore una escritura de compra-venta.

“La clave catastral quien la emite es la Municipalidad de San Pedro Sula. En el registro están las firmas de los notarios existentes en cada localidad, entonces si no hay gente involucrada en el engranaje del Instituto de la Propiedad no se puede hacer nada, con esto no quiero decirle que unos que otros notarios no pueden estar involucrados”, compartió. El presidente de notarios reconoce que hay profesionales que se prestan para este tipo de “picardías”.

Este tipo de casos en donde personas han sido engañadas con la venta de casas ajenas se ha dado también en Tegucigalpa, de acuerdo con las autoridades del IP, quienes han hecho sus investigaciones.

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público de la zona norte, informó que hay 75 casos documentados por la Fiscalía contra la Corrupción y un número menor lo investiga la Fiscalía de Instrucciones.

Guzmán dijo que la semana pasada se presentó un requerimiento fiscal donde un abogado fue acusado por el delito de falsificación de documentos públicos. “El abogado autorizó una escritura pública de compra-venta de una propiedad sin que compareciera la dueña. Luego de la denuncia, el abogado fue requerido”. Pidió a la población poner la denuncia.