06/12/2022
12:24 PM

Más noticias

Corte de EEUU rechaza reducir sentencia de expolicía Wilmer Carranza

El expolicía hondureño fue sentenciado a 11 años de prisión por cargos de narcotráfico en conexión con el cartel de los Valle Valle

Virginia, Estados Unidos

El tribunal federal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia rechazó la petición del expolicía hondureño Wilmer Carranza Bonilla para reducir su sentencia.

Carranza fue sentenciado en marzo de 2016 a una pena de 11 años de prisión, luego de declararse culpable de participar en una conspiración para distribuir cocaína en los Estados Unidos en conexión con el cartel hondureño de los Valle Valle.

El acusado presentó la solicitud de reducción de sentencia en abril de 2019, actuando por cuenta propia, es decir, sin la intermediación de un abogado.

En su exposición de motivos, el juez Liam O’Grady explica que, al momento de la sentencia, se efectuó una evaluación del caso de Carranza, tomando en cuenta su grado de participación en el delito imputado, así como el hecho de que el acusado se haya declarado culpable.

De acuerdo con la legislación aplicable, y en base al resultado de la evaluación, la sentencia del acusado debía hallarse en un rango de 135 a 168 meses (11 años, 3 meses y 14 años.

El tribunal razona que, puesto que la sentencia impuesta es menor al rango antes mencionado, no queda ya ninguna provisión legal que pueda beneficiar al acusado, por lo que la petición de reducción de sentencia es improcedente y, por tanto, rechaza la solicitud de Carranza para reducirla.

Antecedentes

Carranza fue capturado el 11 de junio de 2015, procediendo a su extradición en octubre de ese año.

La acusación en su contra lo señalaba como cómplice del cartel de los Valle Valle, para quienes hizo de informante, aprovechando su condición de agente asignado a la Unidad Especial de Investigación de Delitos Contra el Lavado de Activos y Privación de Bienes.

De cumplir con la totalidad de la sentencia, Carranza saldría de prisión en noviembre de 2027, si bien en estos casos es práctica común restar el tiempo que el acusado estuvo bajo custodia mientras se efectuaba su proceso legal, que en este caso es de poco más de un año, por lo que es posible que el acusado quede en libertar en 2026.