12/04/2024
12:54 AM

EUA, optimista con fondos del Plan Alianza para la Prosperidad

  • 17 junio 2015 /

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos ve con optimismo la aprobación de los fondos del Plan Alianza para la Prosperidad (PAP) que impulsa el triángulo norte de Centroamérica.

El Congreso estadounidense se apresta a decidir si aprueba los 1,000 millones de dólares (22,000 millones de lempiras) ofrecidos a Honduras, Guatemala y El Salvador para atacar la pobreza, la migración y la violencia.

Las posibilidades de acceder a los fondos fueron planteadas ayer por el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una reunión de hora y media con el presidente Juan Orlando Hernández en la Casa Blanca.

El encuentro se produjo en la visita de un día hecha por el Presidente hondureño a la capital estadounidense, en donde además sostuvo conversaciones telefónicas con congresistas y senadores para gestionar la aprobación de los recursos.

Hernández fue recibido por Biden junto con el secretario de Relaciones Exteriores, Arturo Corrales. Este fue el primer acto de Biden tras el fallecimiento de su hijo: Beau Biden.

Participaron en la reunión miembros del equipo de la vicepresidencia de Estados Unidos.

Ambos Gobiernos dialogaron además sobre las necesidades que en materia energética enfrenta Centroamérica y en particular Honduras.

“Hemos dialogado sobre la energía en la región, que es muy importante para Centroamérica y Honduras, y desde luego también la Alianza para la Prosperidad, que está en el Congreso”, dijo Hernández tras el encuentro.

El vicepresidente estadounidense no se refirió sobre los alcances de la reunión con las autoridades hondureñas.

“Esperamos nosotros que avance este tema… El proceso legislativo presupuestario de cualquier país lleva su tiempo, hoy está empezando y probablemente inicie con algunas recomendaciones”.

Hernández dijo que vio “optimista” al representante de la Casa Blanca en torno a que el Congreso de Estados Unidos dé luz verde a los fondos que fueron ofrecidos por el presidente Barack Obama.

Hernández descartó que las marchas que se vienen registrando en Guatemala y Honduras afecten la aprobación de los fondos, pues afirmó que el Gobierno estadounidense está al tanto de las acciones que realiza cada Gobierno.