Tegucigalpa, Honduras

La embajada de Estados Unidos confirmó que tramita un permiso con el Gobierno de Honduras para realizar ejercicios conjuntos entre infantes de marina y sus contrapartes hondureños, pero negó que se trate de una ampliación de sus bases militares y un aumento de tropas en Palmerola.

'Los Estados Unidos de América está solicitando permiso al Gobierno de Honduras para que se lleve a cabo un ejercicio conjunto entre un grupo de infantes de marina y contrapartes hondureñas', indicó la delegación diplomática en un comunicado emitido anoche al filo de las 10 de la noche de este martes.

La aclaración surgió luego que trascendiera la llegada a territorio hondureño de un contingente de 250 marines de la Fuerza de Tarea Sur de Marines con Propósito Especial Aire-Tierra a la base Enrique Soto Cano.

La embajada explicó que la solicitud se formuló en el marco de la colaboración que prestan a Honduras en asuntos de preparación para desastres naturales, así como en la continua lucha en contra del narcotráfico y el crimen organizado.

'Hasta ahora, todavía estamos esperando la aprobación final de los funcionarios correspondientes en el Gobierno de Honduras', afirmó.

También aclaró que no se trata de un aumento permanente del número de tropas estadounidenses en Honduras y tampoco la construcción de nuevas bases en territorio hondureño.

'Hemos solicitado que la presencia en Honduras de los infantes de marina sea de junio a noviembre de 2015, durante la temporada de huracanes, para apoyar a Honduras en caso de un eventual huracán u otro desastre natural mayor', acota..

Mientras esté aquí, el grupo militar participará en servicios comunitarios en Gracias a Dios, construcción de escuelas y ejercicios de entrenamiento con sus homólogos militares hondureños.

Finalmente indicó que esta petición tiene varios meses de discusión, y se ha estado en estrecha comunicación con las autoridades hondureñas en todos los niveles durante todo el proceso.