29/11/2022
03:24 PM

Más noticias

Entre llanto, enfermos renales claman al Gobierno por tratamientos de diálisis

'El Gobierno será el único culpable por las muertes que de ésto se den. Por culpa de ellos. Por no estar al día con esta empresa', dijo entre llanto y enojo un paciente.

Tegucigalpa, Honduras.

Varios pacientes renales se presentaron hoy a Diálisis de Honduras en Tegucigalpa para clamar por la atención que merecen. Entre el llanto y la impotencia muchos dejaron claro que de no ser atendidos pueden morir.

En la zona norte más de de mil enfermos renales claman por su tratamiento de diálisis y realizaron hoy una una protesta en la tercera avenida frente a la catedral para exigir al Gobierno que cancele la deuda de más de 200 millones de lempiras y poder seguir con su tratamiento.

En la clínica de Diálisis de Honduras en San Pedro Sula se atienden a pacientes de los municipios de Cortés, Santa Bárbara y otros, informó el presidente de la Asociación de Enfermos Renales del norte, Jorge Cervantes.

Una sampredana que se hallaba en la manifestación mencionó: 'Necesitamos el apoyo del Gobierno. A través de esa máquina podemos vivir, si no nos dializamos podemos morir. Cuando no lo hacemos nos pega vómito, dolor de cabeza y no podemos caminar'.

También lea: Amenazan con reducir sesiones de hemodiálisis

'Yo no he podido dormir. Dos noches no he podido comer porque siento que si tomo como o bebo yo me voy a morir, me voy a asfixiar. Ya no aguanto, yo tengo que vivir. Tengo una niña chiquita de diez años y soy viuda. No tengo dinero para irme a hacer una diálisis a una clínica privada. Necesito que me hagan una diálisis', comentó con lágrimas y tristeza una paciente que lucha contra este enfermedad en Tegucigalpa.

Asimismo dijo que tres veces por semana necesita de la diálisis y que cuando no lo hace se pone mal. 'El jueves pasado fue la última vez que me hice una diálisis'.

Foto: La Prensa

Diariamente, la regional de Diálisis de Honduras atiende a más de 200 pacientes diarios con insuficiencia renal. / Foto: Gilberto Sierra.
Son aproximadamente 3000 enfermos renales que afrontan esta difícil situación en doce diferentes centros ubicados en el país.

Uno de los representantes de la Asociación Latina de Enfermos Renales, Enrique Flores manifestó: ' Mientras el ministro de salud y el señor presidente disfrutan de los desfiles patrios, esta es la realidad que vivimos con los pacientes renales a nivel nacional. Queremos hacer un llamado a las autoridades de salud para que por favor se pongan la mano en la conciencia y atiendan las solicitudes que hemos hecho'.

Flores agregó: 'Desde el año pasado estamos atendiendo esta problemática: la deuda con la empresa. El día sábado nos reunimos con Diálisis de Honduras. Está en la voluntad de ellos no desatender a los pacientes, sino brindarle apoyo; sin embargo, actualmente no se cuenta con los suministros: guías y ácidos, lo cual causa una gran problemática. Todo esto por la deuda que se tiene, la cual asciende a los 250 millones de lempiras'.

Otro hondureño que vive con esta complicación aseveró con llanto y enojo: 'Es una completa farsa que digan que no hay insumos porque aquí en estas compañías se abastecen. Lo que pasa es que la deuda del Gobierno con esta empresa, la obliga a ella a tomar represalias con nosotros. Le hacen presión al Gobierno, eso es todo. Insumos hay suficientes. Están jugando con nuestra vida. El Gobierno será el único culpable por las muertes que de esto se den. Por culpa de ellos. Por no estar al día con esta empresa'.