"

Tegucigalpa, Honduras. 

Las negociaciones por el ajuste al salario mínimo en Honduras continúan en pausa e incertidumbre, informó el dirigente obrero José Luis Baquedano, este martes en Tegucigalpa.

Baquedano integra, en representación del sector obrero, la Mesa Tripartita entre empresarios, obreros y Gobierno en las negociaciones por el ajuste salarial en el país. Este organismo negocia desde finales de 2020 condiciones de nuevos mecanismos en los salarios.


Puede leer: Salud implementará plan estratégico contra covid-19 en Semana Santa


Sin embargo, la disposición inicial indicaba que la vigencia del nuevo acuerdo tendría que entrar en vigor desde el 1 de enero. Esta se extendió producto de la imposibilidad de alcanzar acuerdos.

'Todavía estamos empantanados. No vemos voluntad en los empresarios', dice Baquedano, quien, además, señala que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) pidió prórroga en las negociaciones debido a cambios en su directiva.

MÚLTIPLES PRÓRROGAS

En las últimas semanas, Cohep oficializó a Mateo Yibrín, empresario de la zona norte de Honduras, como su vicepresidente. Juan Carlos Sikaffy continúa como titular en la presidencia del ente empresarial privado.


También: Honduras acumula 4,469 muertos y 183,280 contagios por coronavirus


'No tenemos nada concreto. Ya nos acercamos al mes de abril. Es preocupante', explica Baquedano. Múltiples reuniones han celebrado los tres rubros. El Gobierno de Honduras cumple un papel de mediador en el organismo. Sin embargo, ante la falta de acuerdos, sería este el que tendría que delegar y decretar principios en la negociación.

GOBIERNO DECIDIRÍA

Ante esto, el representante obrero indica que, a esta altura, es posibilidad no es del todo descabellada: 'Esperamos definir si continuamos o lo dejamos en manos del Gobierno. No es recomendable ni saludable, pero es una opción', anuncia.


Aquí mismo: Burócratas tendrán asueto toda la Semana Santa


El salario mínimo en Honduras oscila entre cifras de 6,100 a 12,900 lempiras, a fecha actual. Las variables dependen del rubro y de las condiciones laborales contractuales. Sin embargo, sector obrero y dirigentes denuncian que la crisis económica ha acentuado las condiciones de pobreza en la población nacional.

CRISIS ECONÓMICA

También señalan que, al costo de la canasta básica, se suma la compra de insumos de bioseguridad para protegerse del covid-19. Sector empresarial aduce, por otra parte, que la misma crisis económica por la pandemia ha fluctuado en las arcas de las empresas.

Sector obrero ha propuesto en la Mesa Tripartita un aumento entre 4,1 y 6% al salario mínimo fijado en 2020. Sector empresarial no ha aceptado esta cifra y espera negociar una reducción o incluso la postergación del aumento; algo que, por ejemplo, desde el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) han recomendado, al menos durante 2021.

"