29/02/2024
01:30 AM

Embarazadas pasan en zozobra por los efectos del zika en bebés

San Pedro Sula, Honduras.

“Estoy asustada. Vine al centro de salud porque tuve fiebre, dolor en las manos y una especie de sarpullido en todo el cuerpo. Lo que más me preocupa es que puede ser zika y tengo cinco meses de embarazo y he leído en LA PRENSA lo que esto le puede ocasionar a mi bebé”, expresa la sampedrana Xiomara Sánchez.

Como ella, muchas mujeres se han acercado a los centros de salud y hospitales públicos de la ciudad alarmadas por las consecuencias del zika, como la microcefalia, aunque todavía es solo una asociación epidemiológica en los países en los que ya hay casos registrados.

Charles Parchment, infectólogo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), dice que al día se atiende un promedio de 20 pacientes con la enfermedad. Aunque no hay una estadística exacta, puede haber unas tres derechohabientes en estado de gestación afectadas por zika al mes.

“Tenemos que seguir insistiendo en la educación y la prevención de la enfermedad, de lo contrario será difícil que las embarazadas no sean afectadas”, indicó Parchment.

Se presume que en el país se registran unos 20,000 embarazos por año. De ese número, 12,000 se dan en Cortés.

Todas las mujeres están expuestas al virus si no toman las medidas necesarias.

“La mayoría de las mujeres hondureñas no tienen conciencia de la importancia del control prenatal y eso es vital para ver el desarrollo del feto en el vientre. Respecto al zika, lo más importante es que si la mujer siente malestar y síntomas de enfermedades virales como alergia y fiebre, tiene que acudir de inmediato al centro de salud u hospital más cercano. No debe automedicarse”, advierte Lorena Martínez, directora de la Región Metropolitana de Salud.

El mayor riesgo está en el primer trimestre de gestación. Se ha previsto que el 3% de los embarazos afectados por la enfermedad puede desencadenar en microcefalia.

“Hay estudios que dicen que el daño en los bebés en desarrollo durante el segundo trimestre del embarazo puede evidenciarse en lesiones neurológicas, aunque no tan graves como la microcefalia; pero aún se está investigando”, concluye Parchment.