06/12/2022
09:41 PM

Más noticias

Embajada de Israel dice que su país no pagará fianza de Juan Orlando Hernández

Legación israelí señala que situación del expresidente hondureño “es algo ajeno al Estado de Israel.

Tegucigalpa

Ante la potencial financiación de terceras personas o amistades ligadas, según sus apoderados legales, a la comunidad judía con relación a la fianza que podría ofrecer la defensa del expresidente Juan O. Hernández, el Gobierno de Israel descarta que se trate de una ayuda de parte de su Estado.

Información que se desprende de la embajada de Israel en Honduras señala que “es algo ajeno al Estado de Israel”.

Desde esta sede diplomática se conoció que “el Estado de Israel no interviene en ningún proceso legal que es ajeno a las instancias legales en Israel”.

Las explicaciones dejan claro que no es la comunidad judía en general la que estaría aportando dinero para pagar una fianza millonaria y mucho menos el Estado de Israel como tal, sino amistades que el exmandatario haya podido cultivar con israelíes.

Juan Orlando Hernández está acusado de tres delitos, cometidos según la fiscalía federal, entre 2004 y 2022: conspiración para la importación de cocaína, posesión de ametralladoras y armas pesadas y conspiración para la posesión de esas ametralladoras y armas. Estos dos últimos delitos pueden merecer la cadena perpetua.

Ante la pregunta del juez, se limitó a decir que conocía los cargos por los que está siendo acusado.

El juez también leyó sus derechos al ahora preso: a no incriminarse con sus declaraciones, tener un abogado de oficio o de su elección, tener asistencia consular, entre otros, pero no le preguntó en esta primera sesión de instrucción si se declaraba culpable o inocente.

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick B. Garland, ha dicho que Hernández dirigía a Honduras como un “narco-estado”.

Hernández, que antes de que se presentaran cargos en su contra había sido identificado en un documento de la fiscalía de Manhattan como el “CC-4” sin nunca mencionar su nombre y vinculándolo con el narcotráfico, ha reiterado en varias ocasiones que es inocente. Incluso, antes de ser deportado grabó un mensaje para los hondureños, que fue dado a conocer en las redes sociales por su esposa Ana García.