13/08/2022
02:14 AM

Más noticias

“El Porkys” sigue en la lista de los 10 más buscados del FBI

Alexander Mendoza, jefe de la MS-13, se fugó de los juzgados de El Progreso el 13 de febrero de 2020.

Washington, Estados Unidos.

El portal Inside the FBI presentó este lunes un podcast sobre cómo ha operado Yulan Adonay Archaga Carías o también llamado Alexander Mendoza, alias El Porkys, líder de la MS-13 y quien se mantiene prófugo en Honduras.

Para comprender completamente por qué capturar a Alexander Mendoza es tan importante para el FBI, primero se debe comprender su organización, la MS-13, y cómo amenaza la seguridad estadounidense e internacional.

El agente especial supervisor Nick Durgin, miembro de la Unidad de Pandillas de Calles Seguras del FBI, explicó que cuando la MS-13 comenzó en los años 80 en Los Ángeles, en realidad iniciaron como maras stoner y eran una especie de grupo de salvadoreño que huía de la violencia y de las guerras civiles que se estaba dando en El Salvador y Guatemala.

“Se establecieron en Los Ángeles, escuchando música rock y pasando el rato y fumando marihuana, pero una vez que la mara se dio cuenta de que varias pandillas hispanas tenían su hogar en el sur de Los Ángeles, comenzó a volverse más violenta para proteger su territorio”, dijo Durgin.

Entonces comenzaron a reclutar miembros más violentos, rápidamente descubrieron que una de las pandillas con las que tenían que lidiar era la Mafia Mexicana o La eMe, que en realidad era una pandilla de prisión del sur de California y no tenía su sede en México.

Se convirtieron en MS-13 para rendir homenaje a la mafia mexicana y poder seguir operando en California. El gobierno de Estados Unidos respondió al aumento de la violencia de la MS-13 a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990 deportando a pandilleros indocumentados a sus países de origen, incluido El Salvador, pero una vez que estos criminales regresaron a suelo salvadoreño, fue solo una profecía autocumplida.

Los ex pandilleros de California comenzaron a dominar grandes áreas y encontraron formas de regresar y propagar la violencia a los Estados Unidos.

Según Durgin, el modelo de negocios de la MS-13 es la violencia, para mantener su prestigio, mejorar su reputación y ejercer control sobre el territorio y la población con la que buscan influir. En su opinión, al cometer esas atrocidades violentas, hace que la gente les tenga más miedo, les permite realizar sus operaciones y controlar el territorio. A su vez, permite que la MS-13 venda drogas y extorsione a las personas, ya que el temor a las represalias garantiza que no alertarán a las autoridades.

La MS-13 tiene un historial especialmente malo en El Salvador, donde el gobierno nacional la ha clasificado como una organización terrorista, pero esta tiene un alcance global, también están involucrados en muchas actividades ilícitas en todo el mundo, incluidas la extorsión y el narcotráfico.

La MS-13 tiene tiene lo que se conoce como una junta directiva, que está mayoritariamente en El Salvador, pero también tienen líderes específicos de cada país, varios en los Estados Unidos, en Honduras y Guatemala, áreas donde tienen la actividad más frecuente. Aquí es, donde dice el agente, supuestamente entra “El Porkys”, ya que se cree que dirige las operaciones diarias de la mara en Honduras.

“El Porkys” nació el 13 de febrero de 1982 en Honduras, se le describe como un hombre con cabello negro y ojos marrones, que mide 55 de alto y pesa 160 libras.

El FBI lo agregó a su lista de los 10 fugitivos más buscados en noviembre de 2021. Lo que hace que “El Porkys” sea diferente es que su esfera de influencia no solo afecta los delitos en los Estados Unidos sino también en gran parte de América del Norte y luego la importación de narcóticos, de la que se alega que él es parte a gran escala.

La lista de cargos federales de “El Porkys” incluye conspiración para crimen organizado, conspiración para importar cocaína, posesión y conspiración para poseer ametralladoras. También está acusado de ordenar y participar en los asesinatos de mareros rivales y otros asociados de la MS-13.

En febrero de 2020 fue llevado ante los juzgados de El Progreso por su presunto papel en el asesinato de dos fiscales hondureñas que investigaban sus actividades y otras de la MS-13 en Honduras. Fue durante esa comparecencia ante el tribunal que aproximadamente 20 personas que vestían uniformes militares y policiales irrumpieron en el juzgado y facilitaron su escape.

Durante ese intento de fuga, lamentablemente murieron cuatro agentes de la ley. Se cree que “El Porkys” se esconde en Honduras con la ayuda de entidades de la MS-13, por lo que el FBI ofrece una recompensa de hasta $100,000 por pistas que conduzcan a su arresto.

Dado que debe considerarse armado y peligroso, el FBI advirtió a cualquiera que tenga información sobre él que no tome medidas por su cuenta y que en ningún momento haría algún tipo de contacto ni lo harían saber que lo reconoció de alguna manera.

Si se tiene información sobre “El Porkys” se debe llamar de inmediato al 1-800-CALL-FBI o enviar una sugerencia en línea en tips.fbi.gov.

Si se encuentra fuera de los Estados Unidos también puede comunicarse con la embajada o el consulado de los Estados Unidos más cercano.

Durgin comentó que “el FBI se enorgullece de proteger la identidad de cualquiera que esté dispuesto a brindarnos la información necesaria para hacer nuestro trabajo. Mi equipo y yo lo tomamos muy en serio porque nunca querríamos ver a alguien lastimado por hacer lo correcto y egoístamente nadie querría ayudarnos si alguna vez descubriera que pusimos en peligro a alguien que nos ayudó en el pasado”.

“Podemos y usaremos todas las herramientas disponibles, incluida la asistencia de nuestros socios y el grupo Transnacional Antipandillas en El Salvador, Guatemala y Honduras para proteger su identidad y ayudar a cualquiera que esté dispuesto a ayudarnos”, agregó.

En respuesta a la amenaza de la MS-13, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en 2019 estableció la Fuerza de Tarea Conjunta Vulcan, una organización interinstitucional de todo el gobierno destinada a utilizar los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos y de las asociaciones internacionales para derrotar a la pandilla.

La MS-13 tiene tiene lo que se conoce como una junta directiva, que está mayoritariamente en El Salvador, pero también tienen líderes específicos de cada país, varios en los Estados Unidos, en Honduras y Guatemala, áreas donde tienen la actividad más frecuente. Aquí es, donde dice el agente, supuestamente entra “El Porkys“, ya que se cree que dirige las operaciones diarias de la mara en Honduras.

“El Porkys” nació el 13 de febrero de 1982 en Honduras, se le describe como un hombre con cabello negro y ojos marrones, que mide 55 de alto y pesa 160 libras.

El FBI lo agregó a su lista de los 10 fugitivos más buscados en noviembre de 2021. Lo que hace que “El Porkys” sea diferente es que su esfera de influencia no solo afecta los delitos en los Estados Unidos sino también en gran parte de América del Norte y luego la importación de narcóticos, de la que se alega que él es parte a gran escala.

La lista de cargos federales de “El Porkys” incluye conspiración para crimen organizado, conspiración para importar cocaína, posesión y conspiración para poseer ametralladoras. También está acusado de ordenar y participar en los asesinatos de mareros rivales y otros asociados de la MS-13.

Video: Con potentes armas rescataron a “El Porkys”, torón de la MS-13

En febrero de 2020 fue llevado ante los juzgados de El Progreso por su presunto papel en el asesinato de dos fiscales hondureñas que investigaban sus actividades y otras de la MS-13 en Honduras. Fue durante esa comparecencia ante el tribunal que aproximadamente 20 personas que vestían uniformes militares y policiales irrumpieron en el juzgado y facilitaron su escape.

Durante ese intento de fuga, lamentablemente murieron cuatro agentes de la ley. Se cree que “El Porkys” se esconde en Honduras con la ayuda de entidades de la MS-13, por lo que el FBI ofrece una recompensa de hasta $100,000 por pistas que conduzcan a su arresto.

Dado que debe considerarse armado y peligroso, el FBI advirtió a cualquiera que tenga información sobre él que no tome medidas por su cuenta y que en ningún momento haría algún tipo de contacto ni lo harían saber que lo reconoció de alguna manera.

Si se tiene información sobre “El Porkys” se debe llamar de inmediato al 1-800-CALL-FBI o enviar una sugerencia en línea en tips.fbi.gov. Si se encuentra fuera de los Estados Unidos también puede comunicarse con la embajada o el consulado de los Estados Unidos más cercano.

Durgin comentó que “el FBI se enorgullece de proteger la identidad de cualquiera que esté dispuesto a brindarnos la información necesaria para hacer nuestro trabajo. Mi equipo y yo lo tomamos muy en serio porque nunca querríamos ver a alguien lastimado por hacer lo correcto y egoístamente nadie querría ayudarnos si alguna vez descubriera que pusimos en peligro a alguien que nos ayudó en el pasado”.

“Podemos y usaremos todas las herramientas disponibles, incluida la asistencia de nuestros socios y el grupo Transnacional Antipandillas en El Salvador, Guatemala y Honduras para proteger su identidad y ayudar a cualquiera que esté dispuesto a ayudarnos”, agregó.

En respuesta a la amenaza de la MS-13, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en 2019 estableció la Fuerza de Tarea Conjunta Vulcan, una organización interinstitucional de todo el gobierno destinada a utilizar los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos y de las asociaciones internacionales para derrotar a las maras y pandillas.