Tegucigalpa, Honduras.

En tres etapas se llevará a cabo el proceso de venta de 655 carros de lujo del Estado que comienza el próximo lunes en el Campo de Parada Marte.

La primera fase comprenderá la recepción e inspección de los carros ostentosos que ya no podrán usar los funcionarios del Gobierno, quienes de ahora en adelante deberán usar su vehículo propio.

Este procedimiento será a un ritmo de 40 automotores por día hasta completar el traspaso de los 655 carros a la Dirección General de Bienes Nacionales de la Secretaría de Finanzas. Luego se hará el avalúo de cada unidad para establecer las condiciones en que se encuentran y el valor mediante el cual podrá ser ofertado a las personas, autolotes o empresas interesadas.

Enseguida se llevará a cabo el proceso de subasta, para el cual las personas interesadas deberán pagar antes una garantía de cumplimiento que variará entre el 5 y 10% del valor del carro más costoso de la subasta.

Estos datos fueron proporcionados ayer por el secretario del Consejo de Ministros, Ebal Díaz, junto con el equipo que se encargará de conducir el proceso de subasta de los carros, cuyos precios se estima que rondarán entre 500 mil y millón y medio de lempiras.

“El valor de subasta de estos vehículos es comercial, no es a ojo de buen cubero, yo no te vendo esto como chatarra cuando no es chatarra, son vehículos que en este momento están siendo usados, ustedes los van a ver el próximo lunes”, afirmó Díaz.

Para tener el número de la cantidad de los carros del Estado, Finanzas preparó un inventario de la flota del Gobierno, confirmando la existencia de 9,052 carros.