06/08/2022
12:01 AM

Más noticias

El cardenal hondureño aboga por la solidaridad con los que pasan hambre

Según los discípulos de Jesús, las personas “tendrían que comprarse algo para comer; Sin embargo, Jesús les invita a sustituir el verbo comprar por compartir, eso significa que tienen que cambiar las relaciones entre nosotros”, subrayó el cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez, lamentó este domingo que haya millones de personas que pasan hambre y abogó por la solidaridad con los más desfavorecidos y más puestos de trabajo para que las poblaciones desarrollen sus capacidades.

”Necesitamos pasar del comprar al compartir, actualmente hay millones de seres humanos que se acuestan todas las noches con hambre”, dijo Rodríguez en una homilía celebrada en la Basílica Menor de Suyapa.”(El) problema del pan para todos es problema nuestro, no solo de los que tienen hambre”, señaló el cardenal.

Según los discípulos de Jesús, las personas “tendrían que comprarse algo para comer; Sin embargo, Jesús les invita a sustituir el verbo comprar por compartir, eso significa que tienen que cambiar las relaciones entre nosotros”, subrayó.

Afirmó que el esquema de comprar “crea afortunados y desafortunados, algunos tienen demasiado, otros poco, otros nada”.

”Necesitamos tomar conciencia y concientizar a los que ejercen el poder y las finanzas para que hagan lo posible para darle a la gente trabajo o una oportunidad para que desarrollen sus capacidades. Abrirles horizontes de esperanza”, enfatizó Rodríguez.

El cardenal hondureño aseguró que el sistema económico “globalizado por el afán de beneficio rápido y desmedido, desintegra las culturas y las religiones”.

Dijo también que “no es posible reconocer a Dios como padre de todo y fuente de nuestros bienes, y seguir acaparándolos bienes egoístamente, desentendiéndose de los pueblos que tienen hambre y los hundidos en la miseria”.

Agregó que la vida “se nos ha dado para hacer el bien y no simplemente para hacer dinero y consumir compulsivamente”.

Rodríguez indicó que el evangelio de hoy subraya la importancia de “la solidaridad humana para resolver problemas que parece no tener solución”.

El cardenal hondureño precisó que “sin solidaridad hay cuestiones que nunca se van a solucionar” y abogó por “globalizar la solidaridad, el amor y el compartir”.

”Dios quiere que todos vivan y puedan alimentarse”, subrayó el religioso, quien lamentó que en el mundo haya “hambre, injusticia, ansia de acumular bienes y guerra”.