30/11/2022
09:54 AM

Más noticias

El 54% del Presupuesto es para educación, salud, rescatar la Enee y pago de deuda

El Presupuesto creció en un 8% respecto al modificado en abril de este año, pero 27% comparado con el aprobado al cierre de 2021 para el año 2022.

San Pedro Sula, Honduras.

De ser aprobado de manera íntegra el proyecto del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República por el Congreso Nacional, el gobierno de Xiomara Castro destinará en 2023 el 54% de los recursos económicos a las Secretarías de Educación, Salud, Energía, a rescatar la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y al pago de la deuda pública.

La semana anterior, tras ser aprobado por el Consejo de Ministros, el Ejecutivo remitió al Legislativo el proyecto de presupuesto que propone un gasto público de L392,519,733,991 para 2023: L234,540,861,671 (60%) para la Administración Centralizada (AC) y L157,978,872,320 (40%) para la Administración Descentralizada (AD).Rescatar la Enee.

Las cifras establecidas en el proyecto revelan que el plan estratégico que la administración de Castro ejecutará en 2023 tendrá como objetivo fundamental rescatar de la crisis a la Enee, compañía estatal que en la última década le ha causado pérdidas millonarias a las finanzas públicas.

La Enee tendrá un presupuesto sin precedentes de L58,741,917,166, equivalente al 37% de la cantidad que será asignada a todas las entidades que componen la Administración Descentralizada entre ellas empresas estratégicas, como Hondutel (L1,993,777,833), la Empresa Nacional Portuaria (L1,402,397,192); los cinco Institutos de Previsión y Seguridad Social (L66,470,175,358), las cuatro universidades públicas (L7,224,575,492) y las instituciones financieras bancarias y no bancarias del Estado (L14,171,323,518).

La cantidad propuesta para la Enee es tres veces mayor a la suma (L19,865,016,929) de los montos asignados a la Secretaría de Seguridad (9,202,258,600) y Secretaría de Defensa (10,662,758,329), entidades que conforman la estructura de 24 ministerios que de manera global tendrán un gasto de L139,664,464,666, equivalente al 60% del total que absorberá la Administración Centralizada y al 36% del presupuesto general.

Educación y Salud

Entre las secretarías, la de Educación, con L38,109,509,221; Salud, con L26,638,801,518, y Energía, con L21,895,464,176, son las tres entidades del Ejecutivo que funcionarán como puntas de lanza de la estrategia de la administración Castro, que tiene como objetivo reparar la infraestructura educativa y fortalecer la red de hospitales.

El 54% del Presupuesto es para educación, salud, rescatar la Enee y pago de deuda

En el proyecto, el Ejecutivo propone “reinvertir en un cien por ciento (100%) en los programas y proyectos de la Secretaría de Educación, para mejorar la cobertura y calidad de la educación en coordinación con la Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas, los ahorros que generen las plazas que quedaren vacantes por jubilación, pensión, defunción o por cualquier otra causa.

De igual forma, se podrán crear plazas de docentes de primer ingreso asignándoles el sueldo base que establece la ley”. Servicio de deuda. A la vez, el Gobierno tiene presupuestado pagar por deuda y servicios financieros de la Administración Centralizada, L66,772,694,540 (más de $2,725 millones) con aportes del tesoro nacional (L48,697,238,163) y fuentes externas (L18,075,456,377).

En el proyecto enviado al Congreso, el Ejecutivo argumentó que el saldo de la deuda pública de Honduras creció “en 347%, pasando de $3,508 millones (24% del PIB, Producto Interno Bruto) para finales de 2009 (año del golpe de Estado) a $15,679.2 millones (56.7% del PIB) al cierre de 2021”.

“Este incremento exorbitante”, plantea el proyecto, ha generado a su vez que el servicio de la deuda creciera en 167% en los últimos 12 años: de $602.9 millones para finales de 2009 a US$1,611.1 millones a finales de 2021.