Tegucigalpa, Honduras.

El Colegio de Economistas de Honduras de la zona noroccidental del país se unió ayer a decenas de organizaciones de la sociedad civil que se oponen a la puesta en marcha de la Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (zede).

Los economistas basaron su posición en que las zede contravienen el sistema económico hondureño.

“Los regímenes tributarios, administrativos y judiciales de la Ley Orgánica de las zede dibujan un escenario que contraviene los principios de un sistema económico basado en la eficacia y justicia social”, señala un pronunciamiento del Colegio de Economistas.

La Coalición Patriótica de Solidaridad calificó a las zede como “un suicidio fiscal, una falsedad más que debe derogarse porque atenta contra la soberanía y la Constitución de la república”.

También, ayer, el pueblo misquito se declaró en alerta permanente ante las zede por violar derechos de los pueblos indígenas, dice Ranulfo Julián Andares, presidente de la Organización Masta.

“El pueblo misquito se pronuncia en contra de personas naturales o jurídicas que establezcan acuerdos a espaldas del pueblo originario de Gracias a Dios”, agregó Andares junto a miembros de Masta.

Aspirantes

Contrario a diputados y otros líderes, el candidato presidencial del Partido Nacional, Nasry Asfura, manifestó: “Yo no soy diputado, no soy autoridad en el país, soy un simple alcalde, pero si algo le hace daño a Honduras no es posible que eso pueda seguir; creo que si algo viola la Constitución o hay algún daño en eso, no es bueno para el país”. “Si hacen daño a Honduras claro que sí estoy en contra”, agregó cuando fue consultado sobre las Zonas de Empleo de Desarrollo.

El presidenciable Salvador Nasralla expresó que “están creando pequeños países a su medida para proteger a criminales de lesa humanidad, narcotraficantes, lavadores de activos. Este tema es supergrave y no puede continuar”.

Aseguró que las zonas de empleo “son inconstitucionales y atentan contra la soberanía del pueblo hondureño”.