Tegucigalpa, Honduras.

El congresista Reynaldo Ekónomo llegó a las 9:00 am de este viernes a los juzgados capitalinos para comparecer en audiencia de declaración de imputado por suponerlo responsable de los delitos de fraude a título de cómplice necesario y lavado de activos a título de autor.

Pasadas las 2:00 pm, un juez de Letras designado dictó medidas cautelares distintas a la prisión, por lo que se defenserá en libertad.

La audiencia inicial quedó programada para el 29 de octubre, a las 9:00 am.

“He decidido entrar por la puerta de enfrente, no huyo, no estoy escondido en algún sótano de edificio, pero sí estoy en las manos de Jesucristo. Respeto lo que dice el Ministerio Público, pero no lo comparto, mi deber ha sido presentarme y así lo hice”, manifestó Ekónomo en las afueras de los juzgados.

“Están cometiendo un exhabructo jurídico en mi contra, vamos a tener que realizar también una investigación sobre esto. Deben entender que están golpeando a una familia, porque cuando se acusa de manera injusta a alguien, también sufre el resto, por ese sentimiento y dignidad estoy aquí”, añadió en entrevista con los medios de comunicación.

Estas imputaciones están relacionadas con una ampliación a la última línea de investigación por aparente corrupción cometida en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss) en el caso denominado “14 contratos”, por el que recientemente se decretó auto de formal procesamiento a los primeros 15 acusados en un presunto megafraude de 158,817,897 lempiras. Lo anterior se deriva, según el Ministerio Público, de obras no ejecutadas o a medio realizar entre los años 2010 y 2013 en el Hospital Regional del Norte y clínicas periféricas de Cálpules en San Pedro Sula y de Torocagua en Comayagüela.

El expediente hace referencia a la suscripción irregular de 14 proyectos de obras públicas, civiles, eléctricas y mecánicas con al menos seis empresas sampedranas y en el caso particular del parlamentario Ekónomo Fúnes, quien fungió como gerente general del Hospital Regional del Norte, se le vincula a la gestión y contratación fraudulenta con la empresa OGO.

En su defensa, el diputado Reynaldo Ekónomo denunció a finales de septiembre pasado “persecución política” luego de que el Ministerio Público emitiera un requerimiento fiscal con orden de captura.

“Durante más de 10 años han tratado de desprestigiarme y perseguirme. A pocas semanas de las elecciones vuelven a tratar de desestabilizar mi vida y mis buenas aspiraciones para la nación a través de la calumnia y de órdenes sin fundamento ni pruebas reales”, declaró el parlamentario a través de un comunicado.

“Mi deseo es que nuestra honorabilidad e integridad no sea llevada en el viento ni destruida en redes sociales con dimes y diretes caprichosos que esconden en realidad intereses más ocultos de personas dañinas y con maldad”, sostuvo Ekónomo.

En general, los 14 contratos de obras tenían como objeto hacer mejoras en las instalaciones del Hospital Regional del Norte del Ihss y en clínicas periféricas, no obstante, según las investigaciones y diligencias efectuadas por Fiscalía y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), estas quedaron inconclusas, con mala calidad y sobrevaloradas en un 52% de lo pagado por el Seguro Social, siendo inicialmente el monto de los contratos de 179,503,516 lempiras, pero lo desembolsado fue de 158.8 millones, aun así, el valor sobrevalorado ascendió a 82,937,586 lempiras, de lo cual se beneficiaron exfuncionarios del Seguro Social.

A los imputados a los que el pasado 24 de septiembre se les dictó auto de formal procesamiento son: Carlos Montes Rodríguez (ex viceministro de Trabajo y miembro de la Junta Directiva); Javier Rodolfo Pastor Vásquez (ex viceministro de Salud y miembro de la Junta Directiva); Mario Roberto Zelaya Rojas (exdirector del Ihss); José Ramón Bertetty Osorio (ex subgerente administrativo y financiero del Ihss); Wilmer Rolando Polanco (ex subgerente Nacional de ingeniería y mantenimiento del Ihss); Luis Alejandro Joya Fajardo (exsupervisor de obras civiles y exadministrador del Hospital Regional del Norte); Claudia Marisol Lazo Polanco (excoordinadora de la subgerencia nacional de ingeniería y mantenimiento del Ihss) y Aldo José Sevilla Cerrato (exsupervisor de obras del Hospital de Especialidades del Ihss).

Asimismo, a los empresarios Óscar Guerra Ocampo (gerente general de ingeniera OGO); Alex Idilio Reyes Serrano (gerente general de Sotecni S de RL); Rubén Antonio Lozano Girón (gerente general de Construcciones Lozano de Honduras); Byron Eduardo Menjívar Fuentes (gerente general de BM Construcciones); Francisco Javier Pineda Peña (gerente general de Constructora Joalca); Jack Jordan Bodden Álvarez (gerente general de Diser-B) y Juan Carlos Maradiaga Ortiz (gerente general de Constructora JC Maradiaga).

De estos procesados, a Mario Zelaya, Jose Bertetty, Luis Joya, Wilmer Polanco, Óscar Guerra, Alex Reyes y Juan Carlos Maradiaga se les decretó prisión preventiva.

A los exfuncionarios se les acusó de delitos de violación de los deberes de los funcionarios, fraude y lavado de activos, mientras que a los empresarios se les señaló de cooperadores necesarios de fraude, lavado de activos y testaferrato.

En coordinación con la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (Fescco), el 26 de agosto pasado, en el marco de la Operación Omega VIII, se procedió al aseguramiento de 43 bienes considerados de origen ilícito, de ellos 13 fueron viviendas (12 en San Pedro Sula y Choloma y una en Tegucigalpa), 10 vehículos y 20 sociedades mercantiles, registradas su mayoría en la zona norte del país.

Otro encausado en el expediente “14 contratos” es el prófugo José Alberto Zelaya Guevara (ex subgerente nacional de suministros, materiales y compras del Ihss).