19/06/2024
08:18 PM

Días llevará rehabilitar el paso en carretera a occidente

Aún no se puede pasar por la CA-4. Las filtraciones del río Ulúa inundaron viviendas en colonia de El Progreso

Ocotepeque, Honduras.

Pérdidas económicas incalculables y retraso de varios días en el traslado de mercadería y otros productos son parte de las secuelas que deja a muchas empresas del país y extranjeras la destrucción de un tramo de la carretera CA-4 que comunica el occidente de Honduras con Guatemala y El Salvador.

Desde el lunes pasado, cuatro municipios de Ocotepeque quedaron incomunicados, luego que un tramo de la internacional CA-4, en la aldea El Portillo, en el municipio de Sinuapa, se desplomara por las fuertes lluvias, lo que dejó el tráfico paralizado.

A pesar que ayer por la mañana se desplazó maquinaria para habilitar la vía, las fuertes lluvias y la neblina imposibilitaron las labores que permitirían el tráfico de al menos vehículos pequeños.

Hay cientos de camiones parados en la CA-4.

Cientos de camiones están parados.
Las filas de camiones son interminables. Muchas familias cruzando el peligroso tramo a pie, vehículos y motocicletas retornando son parte de las escenas en la referida aldea. “Estamos muy preocupados, esto solo representa atrasos y pérdidas enormes en la economía no solo de nuestros municipios, sino del país. Ahora tenemos familias evacuadas”, dijo el alcalde de Sinuapa, Alex Pacheco.

Hilde Cartagena, subcomisionado regional de Copeco, aseguró que “suponemos que habrá que esperar, no horas sino días, para poder rehabilitar el tramo, ya que esto está sujeto al trabajo que hace la maquinaria de Fondo Vial”.

El funcionario anticipó que en las próximas horas se desplazará un equipo de geólogos para continuar el análisis y encontrar una mejor salida.

El Progreso. Copeco amplió ayer la alerta verde a nueve departamentos, entre ellos Copán, Ocotepeque, Intibucá, Lempira, Choluteca, Valle, Comayagua y La Paz.

El río Ulúa provocó inundaciones en las zonas bajas de El Progreso. En el Valle de Sula la alerta es amarilla.

En la colonia Policarpo Paz García resultaron anegadas cerca de 30 viviendas y la escuela República de Alemania, lo que obligó a los maestros a suspender las clases.

Enrique Fajardo, oficial de bomberos, dijo: “Estamos vigilantes del comportamiento que desarrolla el río, hasta el momento no es para alarmarse, pero sí no confiarse, pues este caudal cambia de un momento a otro”.

Los vecinos están a la expectativa de lo que digan las autoridades del Codem y cuerpos de socorro.

Hay inundados en El Progreso por desbordamiento del río Ulúa.

Hay inundados en El Progreso.