23/05/2024
07:37 AM

2,3 millones de hondureños tienen dificultades de empleo

El Cohep dijo que Honduras está viviendo una “crisis laboral grave” debido a la falta de inversión en el país. Exhortó al gobierno a dialogar con el sector privado.

Tegucigalpa, Honduras.

La “crisis laboral grave” que enfrenta Honduras, se ve evidenciada en los 2,3 millones de personas (de sus 10 millones de habitantes) “con dificultades de empleo”, indicó este lunes el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) en un pronunciamiento público.

Entre los hondureños con problemas de empleo se incluye a “un alto número de subempleados y jóvenes que ni estudian, ni trabajan”.

En el pronunciamiento, el Cohep fijó su posición sobre diversos temas de interés nacional, incluyendo una agria confrontación con algunos funcionarios del Gobierno que preside Xiomara Castro, con mensajes difundidos en redes sociales.

Sobre la situación del desempleo, expresó que refleja problemas estructurales profundos y que los empresarios se comprometen “a colaborar con el Gobierno para mejorar el entorno laboral, con el fin de crear empleos de mayor calidad y mejorar las condiciones salariales”.

“Esto se propone alcanzar mediante políticas que aseguren la sostenibilidad empresarial, impulsen el emprendimiento y creen un clima de negocios favorable”, añade la declaración.

Según la iniciativa privada, 2024 se ha iniciado con retos sin resolver y que requieren de la atención de todos, entre los que señaló “la escasez de empleo, la crisis energética, las limitaciones económicas y la incertidumbre política”.

Esos problemas “están impidiendo que las familias hondureñas tengan mejores oportunidades para desarrollarse; por tanto, las decisiones que tomemos o dejemos de tomar definirán el futuro de nuestra nación”, enfatizó el Cohep.

Señaló además que ante la situación del país, los empresarios consideran que existe “la imperiosa necesidad de buscar soluciones urgentes, comenzando por establecer un diálogo” y un esfuerzo conjunto entre el “Gobierno, empresas, sociedad civil, academia y trabajadores unidos para propiciar un cambio y construir un futuro donde el progreso y la equidad sean la norma”.

Según la iniciativa privada, el escenario económico y laboral en Honduras a fines de 2023 muestra un modesto crecimiento del 3 %, pero aún enfrenta desafíos de estancamiento que afectan directamente la calidad de vida de los hondureños.

Además, considera que hay una necesidad urgente de ejecutar políticas que fomenten un ambiente de negocios favorable, reduzcan la incertidumbre y generen confianza para impulsar el crecimiento económico y mejorar las condiciones de vida.

Mejor educación y lucha contra la corrupción

Honduras también enfrenta una crisis educativa significativa que se caracteriza “por una cobertura limitada, baja matricula, alta deserción, infraestructura inadecuada, falta de materiales didácticos y capacitación docente deficiente”, lo que contribuye a “una baja calidad en el aprendizaje y un rendimiento estudiantil insuficiente”, afirmó el Cohep.

También abogó por la instalación de un ente internacional contra la corrupción en el país, una de las promesas de la presidenta hondureña, Xiomara Castro, al asumir el poder el 27 de enero de 2022, para lo que ha solicitado el apoyo de las Naciones Unidas.

“Un tema crítico en materia de seguridad jurídica es el abordaje institucional de las invasiones de tierras”, añade el pronunciamiento del Cohep.

Al respecto, recordó que la creación de una Comisión de Seguridad Agraria y Acceso a la Tierra, hace dos años, fue un avance, pero “no ha logrado reducir el número de tierras invadidas y no ha abierto los espacios a todos los sectores involucrados para resolver los desafíos relacionados a la propiedad de las tierras en conflicto y prevenir la confrontación social”.

El Cohep también se refirió a otros problemas que afectan al país en materia de energía, medioambiente, seguridad ciudadana, violencia criminal, relaciones comerciales, reformas en el campo social y fiscales, entre otros.