Tegucigalpa.

El estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras condenó este miércoles el asesinato de los defensores ambientalistas Félix Vásquez y José Adán Mejía, y exigió a las autoridades investigar los crímenes para que no queden impunes.

En un comunicado divulgado en Tegucigalpa, el organismo hondureño condenó 'las muertes violentas' de Vásquez, en una comunidad del municipio de Santiago de Puringla, departamento central de La Paz, y Mejía, en el municipio de Morazán, departamento norteño de Yoro.

El organismo además lamentó que 'se continúen suscitando acciones violentas contra líderes indígenas y defensores de derechos humanos en el país'.

Instó a las autoridades correspondientes a que 'desarrollen el proceso de investigación criminal que permita identificar rápidamente a las personas responsables de estos asesinatos, aplicar las sanciones establecidas en la ley, para que estas muertes no queden en la impunidad'.



Medina, indígena tolupán, fue asesinado este martes cuando regresaba de su milpa en Morazán, donde fue interceptado por hombres armados, mientras Vásquez fue atacado el sábado por desconocidos que ingresaron por la fuerza a su vivienda en la aldea El Ocotal.

Vásquez era precandidato a diputado por una corriente del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), que coordina el depuesto expresidente hondureño Manuel Zelaya, y había denunciado en octubre pasado amenazas de muerte.

El organismo hondureño indicó que ha iniciado 'investigaciones de oficio' en las delegaciones de La Paz y Yoro, y con las autoridades responsables de esclarecer ambas muertes violentas y que 'atentan contra el Estado de derecho'.



A finales de enero pasado, el Comisionado de los Derechos Humanos solicitó al Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia medidas de protección para Félix Vásquez, para 'salvaguardar su vida e integridad física'.

En el caso de José Adán Mejía, el organismo indicó que 'no recibió ninguna denuncia, queja o solicitud de protección'; no obstante, se ha remitido de oficio al Ministerio Público, en El Progreso, Yoro, el documento correspondiente para agilizar las investigaciones del caso y procesar a los autores de este hecho'.

El Gobierno de Honduras aseguró la víspera que los organismos de investigación están trabajando para llevar ante la Justicia a los autores de los crímenes de los dos ambientalistas y garantizar que no queden impunes.

Además, se comprometió a 'continuar fortaleciendo el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, para que los mismos puedan desarrollar su labor en un entorno seguro y libre de amenazas'.