Tegucigalpa, Honduras

Al menos 20 oficiales de la Policía Nacional quedaron al margen de los próximos ascensos al grado inmediato superior debido a que no pudieron superar las pruebas de evaluación, y tenían procesos de investigación abiertos por la comisión de diferentes faltas y delitos.

Fuentes de la Comisión Especial de Depuración y Transformación del estamento policial confirmaron que unos 100 oficiales de diferentes rangos fueron sometidos a evaluación para poder optar al grado inmediato superior; sin embargo, algunos no superaron las pruebas de evaluación y confianza.

8,022
agentes y oficiales han egresado desde el año 2016 de la Academia Nacional de Policía y del centro de instrucción policial.

La lista final será enviada al presidente Juan Orlando Hernández para su revisión y posteriormente se remitirá al pleno del Congreso Nacional para su correspondiente aprobación, tal como establece el procedimiento normativo.

Alberto Solórzano, miembro de la comisión de depuración, informó que de todos los evaluados solamente 80 de ellos pudieron superar el proceso y sus nombres serán los propuestos ante el Poder Ejecutivo para su ratificación.

El notable explicó que antes de elaborar el listado final, la comisión solicitó información de cada uno de los aspirantes a diversas instituciones del Estado; entre ellas el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, entre otras, para determinar si no tienen procesos penales y de investigación abiertos.

Indicó que estas instituciones proporcionaron alguna información importante que compromete la posibilidad de que algunos de esos oficiales puedan optar al grado inmediato superior.

“Hay algunos asuntos que provienen de esas instituciones y requieren ser evacuados, entonces no podemos ascender a una persona sin antes haber dado los pasos preliminares”, explicó.

Solórzano explicó que el proceso de depuración y certificación policial es permanente y enfatizó en que nadie dentro de la Policía tiene un cheque en blanco y que todos están sometidos a revisiones continuas.

Más de 5,500 cancelados

Desde que empezó el proceso de depuración policial en julio de 2016, un total de 5,521 agentes y oficiales han abandonado las filas policiales por la comisión de diferentes faltas y delitos. A la mayoría se les pagó su cesantía.

Por su lado, el también depurador Omar Rivera indicó que producto de la investigación se solicitó al secretario de Seguridad, Julián Pacheco, que deje en suspenso algunos ascensos hasta que los procesos culminen y no quede duda de que los aspirantes son idóneos para esta promoción.

“Muchos aprobaron procesos rigurosos de evaluación física y de conocimientos, inclusive algunas pruebas de confianza; sin embargo, se conoció que existían denuncias, investigaciones, pliegos de responsabilidad, reparos, juicios o sentencias que les impiden ascender al grado inmediato superior”, precisó.

Policía tendrá 20,000 agentes
En 2019, Honduras tendrá 205 agentes por cada 100,000 habitantes, informó el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, quien anunció que se construirán ocho sedes policiales en diversas ciudades del país. Pacheco explicó que el plan de seguridad tiene como objetivo contar con 271 agentes por cada 100,000 habitantes en 2022, lo que implica “seguir formando y capacitando funcionarios hasta alcanzar los niveles que requiere el país”.

Recordó que se inició en 2016 con 154 policías por cada 100,000 habitantes; en 2017 se contó con 155, en 2018 con 181 y en 2019 se pretende llegar a la cifra de 205 agentes por 100,000 habitantes.

“Solo en 2019 esperamos preparar a 2,500 nuevos policías porque el objetivo es llegar a 20,000 agentes a finales de 2019, y todo enmarcado dentro de un plan de seguridad”.