San Pedro Sula, Honduras.

Aunque en la ciudad cientos de negocios que estaban en la informalidad se han añadido al nuevo sistema de facturación, muchos aún evaden el fisco.

Cuando Miriam Guzmán, ministra directora de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), tomó posesión de su cargo, encontró que la base de contribuyentes era de 69 mil, pero en agosto pasado ya sobrepasaba los 90 mil declarantes debido al nuevo régimen de facturación.

“Día a día vemos nuevos contribuyentes abocándose a la DEI para solicitar su clave de impresión y empezar a facturar como debe de ser”, dijo ayer la funcionaria.

Con la medida, la DEI ha tenido un rendimiento acumulado de 111% en el impuesto sobre la venta (ISV), algo que también se podría observar en el impuesto sobre la renta (ISR).

“Hicimos un estudio que determinó cuál era la tasa efectiva de ISR que nos estaban pagando. De acuerdo con la ley, es un 25%, pero por sectores apenas nos pagaban un 4%, esto se daba porque antes no había facturas controladas”.

A diferencia de San Pedro Sula, donde aún no han comenzado los operativos, en Tegucigalpa ya han sido sancionados y clausurados varios negocios.

“Aquí (en San Pedro Sula), la próxima semana se van a estar cerrando algunos comercios a los que se les encontró facturas no autorizadas por la DEI”.

En la Capital Industrial hay más de 80 mil vendedores ambulantes, a quienes la DEI busca controlar. No obstante, autoridades destacan que no es para aumentar la captación de impuestos.

“Ellos no tienen un interés de recaudación porque ellos realizan a penas una actividad económica de subsistencia y no van a pagar un ISR, pero sí son socios estratégicos porque nos ayudan a tener un mayor control de las importaciones”, refirió Guzmán. Al revisar el mapa tributario, este muestra que en San Pedro Sula la recaudación ha tenido un aumento de 36%.

No obstante, Guzmán señala que no es suficiente.

“Tenemos que esforzarnos más para ubicar a aquellos contribuyentes que no están aportando o no están pagando de manera correcta”.

La funcionaria detalló que del nuevo régimen de factura, unos 40 mil contribuyentes corresponden a San Pedro Sula.

Esperanza Escobar, directiva de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih), indicó que el 50% de los emprendedores no se ha agregado al sistema; además, pide una nueva amnistía con el objetivo de cumplir con el pago del ISV.