Tegucigalpa. Los pasaportes electrónicos que el Instituto Nacional de Migración (INM) compró de forma directa llegarán a Honduras a cuentagotas.

El contrato revela que la empresa Cetis, d.d. con sede en Eslovenia, un país al oeste de Europa, le ofreció al INM entregar un millón de pasaportes electrónicos y 20,000 carnets de extranjeros residentes en la república de Honduras en un periodo de 541 días después de firmado el contrato, que fue el 22 de julio, es decir, tardará año y medio.

La cláusula novena sobre los plazos de entrega de los bienes establece que la primera entrega sería de solo 150 libretas para pasaporte electrónico y llegarían a los 55 días después de firmado el contrato, es decir, tuvieron que estar en el país a finales de septiembre.

Ahora, el INM estaría en riesgo de quedar sin la nueva libreta, ya que la segunda entrega de 99,850 pasaportes está programada para 180 días después de firmado el contrato. Esto quiere decir que sería en seis meses, o sea, a finales de enero o inicios de febrero de 2022. Mientras que el tercer lote de 150,000 documentos arribará en 242 días, el cuarto envío de 250,000 en 272 días, la quinta entrega de 250,000 libretas tardará 374 días después de firmado el contrato.

La sexta entrega de 150,000 pasaportes está prevista para 466 días y la última de 100,000 libretas en 541 días. En tanto los 20,000 carnets para residentes extranjeros llegarán en una sola entrega 180 días después de firmado el contrato, es decir, entre enero y febrero.

Se le consultó a la titular del INM, Carolina Menjívar, si las 150 libretas que le llegaron le ajustaban hasta la segunda entrega, pero no contestó. A finales de octubre lanzaron el documento.