Santa Rosa de Copán, Honduras.

Nuevamente los pobladores del departamento de Copán, sobre todo los que habitan los municipios del norte, resienten las constantes interrupciones en el fluido eléctrico.

Durante las últimas semanas se han suscitado apagones, cuyos lapsos varían, algunos duran minutos, otros incluso hasta 12 horas.

Además se perciben variaciones de voltaje, lo cual, según los pobladores, es el factor que contribuye con la quema de aparatos eléctricos.

Los problemas afectan al menos 10 municipios en la zona norte de Copán; no obstante, es de Copán Ruinas de donde salen las peores consecuencias por ser uno de los principales destinos turísticos del país, ya que la falta de fluido eléctrico obliga a que se utilicen generadores de energía que producen ruido.

La empresa privada hace un llamado a la Enee.

El resto de municipios afectados son Florida, Santa Rita, Cabañas, San Jerónimo, San Antonio y parte de Nueva Arcadia. Abel Contreras, gobernador de Copán, indicó que ha logrado acercamientos con autoridades de la Enee, “queremos respuestas en ese sentido y se nos ha explicado que ya hay una planificación”.

Contreras indicó que entre las posibles soluciones está la compra de energía por medio de sistemas móviles y suplir la demanda que hay en Copán, adicionalmente se instalaría una subestación móvil que genere energía para las ruinas.

Hace dos años se culminó la construcción de una subestación en el municipio de San Nicolás; pero se indicó que esta tiene una línea de conexión diferente, por lo que no podría suplir la demanda en el norte de Copán.

“Sabemos que este problema requiere soluciones inmediatas y por ello se tomarán acciones de inmediato, tanto a mediano como acorto plazo, y lo importante es que ya se tiene definido el camino”, aseguró el gobernador.

Además analizan la posibilidad de utilizar el recurso hídrico de Copán para que genere su propia energía eléctrica; pero se ve como solución a mediano plazo, según el funcionario.