Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional de Honduras derogó anoche, en sesión legislativa ordinaria, un decreto que daba estabilidad laboral a maestros contratados a través de la modalidad Proheco (Programa de Educación Comunitaria).

El decreto 100-2021 fue derogado después de la moción presentada por el diputado José Rosario Tejeda (Libre) y respaldada, en su mayoría, por congresistas de ese mismo partido y el Salvador de Honduras (PSH).

Los docentes de Proheco han protestado en Tegucigalpa durante los últimos meses, a inmediaciones del Congreso.

La controversia se desató por las protestas pronunciadas por congresistas opositores del Partido Nacional. En legislaciones anteriores, en las que eran mayoría, se aprobó el decreto hoy derogado.

FUTURO DE MAESTROS PROHECO

Los docentes de ese sistema, presente en las regiones rurales más remotas del país, han librado una serie de manifestaciones durante los últimos años en búsqueda de sus nombramientos y mejoras salariales. Este sistema, aunque es financiado por el Estado de Honduras, tiene una regulación especial en la Secretaría de Educación, lo que imposibilita, especialmente, su desarrollo en cuanto a infraestructura y condiciones óptimas salariales de los maestros.

MÁS DE 7,000

Maestros tiene Proheco, diseminados a nivel nacional, especialmente en áreas rurales.

Ahora, el decreto y su normativa subrayan que tendrán que apegarse a los lineamientos específicos de contratación de la entidad, a través de concursos y, aquellos docentes inscritos en Proheco que no hayan obtenido o estén en proceso de su título de educación superior vinculado a la docencia, tendrán que ser separados de sus cargos.

La alternativa Proheco fue fundada hace más de 20 años. Las comunidades se encargaban de la supervisión del desarrollo de las mismas e, incluso, en muchas localidades, son las alcaldías las que pagan los salarios ante la demanda de la matrícula escolar.

La oposición legislativa denuncia que al derogar el decreto 100-2021 se abre la llave para despidos masivos y darle espacio para contratar a personas afines al partido en el poder.