Tegucigalpa, Honduras.

El interior del estadio Nacional de Tegucigalpa se viste ya con los colores de los océanos hondureños, un mosaico que combina tonos de azul, gris y blanco que asemejan los cambios de color cuando el oleaje llega a las playas de las bellas costas hondureñas.

Asimismo, predomina el azul turquesa porque es el color de la Bandera Nacional de Honduras por decreto ejecutivo número 7 del 16 de febrero de 1866.

La obra fue concluida, aunque faltan detalles exteriores, con lo que se cubrirán más de 40,000 metros cuadrados a un costo aproximado de 4.5 millones de lempiras, según informaron los miembros de la Comisión de Traspaso de Mando Presidencial.

Los equipos que participaron en el cambio de color del estadio Nacional de Tegucigalpa están integrados por más de 200 personas, entre arquitectos, diseñadores, ingenieros, pintores y demás mano de obra.

El color del estadio Nacional ahora es azul turquesa.

De los colectivos del Partido Libre participaron más de 80 personas, quienes laboraron durante 15 días para lograr el objetivo trazado por la Comisión de Traspaso de Mando Presidencial, a fin de que todo esté listo para el 27 de enero, momento en que será juramentada como presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro.

Autoridades del nuevo gobierno aseguraron que quedan obras por concluir en el estadio Nacional, pues las condiciones en que se encontraba no permitían que se diera comodidad y seguridad a la población y a los invitados especiales que acompañarán a la en su durante la máxima investidura del país.

En los próximos días el pintado del estadio Nacional estará en un 100%, tanto en interiores como exteriores, según se informó por parte del ingeniero Rubén Darío Salgado, quien ha tenido a cargo la dirección del proceso de preparación del coloso capitalino.