Tegucigalpa

Los casos de dengue se disparan en la capital de Honduras, lo que tiene preocupados y en alerta a las autoridades sanitarias y los médicos.

En la capital se registran más de 2,058 casos de dengue en lo que va del año, lo que representa un 36% de incremento respecto al 2021.

El doctor Franklin Gómez, subdirector del hospital Escuela, de Tegucigalpa informó que son alarmantes las cifras, ya que el año pasado para la semana epidemiológica número 20 se tenían menos de 100 pacientes, actualmente tienen más de 240, por lo que el incremento es de un 140%.

“Más del 95% de los casos son niños de cinco años, afortunadamente no hemos tenido fallecidos. No estamos haciendo las medidas de prevención en nuestras casas, no mantenemos limpios los solares para evitar los criaderos”, expresó el médico.Informó que ayer había nueve niños ingresados en el centro asistencial, pacientes que están estables.

Recomendó no dejar chapitas de refresco en los patios, ya que acumulan agua y reproducen los zancudos transmisores de la enfermedad, también lavado adecuado de las pilas y aplicación de larvicida en las mismas.

“Las campañas de fumigación ya empezaron, hay que hacer limpieza comunitaria porque de nada sirve que una sola casa lo haga y alrededor no, porque el mosquito puede volar entre 100 y 200 metros y se puede tener riesgo. Poner en protección a los niños colocándoles mosquiteros para evitar tener dengue”. Aconsejó a los padres de familia no medicar a los niños.

“La medicación de parte de los padres evita que llegue un diagnóstico oportuno y es ahí donde vienen las complicaciones por la enfermedad”, aseguró.

Añadió que se debe acudir a los centros asistenciales al presentar el primer síntoma, como dolor de cabeza, sarpullido, dolor en los ojos, náuseas y vómitos para evitar complicaciones.